24 de febrero, los significados de una fecha que el régimen pretende cambiar

La exiliada cubana y líder opositora Sylvia Iriondo afirma que entre tantos hechos ocurridos el 24 de febrero en diferentes épocas, el derribo de dos avionetas de Hermanos al Rescate es una de las acciones más repudiables del castrismo

Sylvia Iriondo, líder de la organización M.A.R por Cuba (Mujeres Antirepresión). Foto Archivo Voces de Cuba

Sylvia Iriondo, líder de la organización M.A.R por Cuba (Mujeres Antirepresión). Foto Archivo Voces de Cuba


DIARIO LAS AMERICAS - La conovocatoria a un referendo constitucional en Cuba por parte del régimen, en una fecha que tiene importantes significados, muchos de los nacionales de la isla lo ven con una intención de desvirtuar la historia.

A razón de eventos ocurridos ese día en años específicos, para muchos cubanos la fecha se analiza “bajo otro prisma”. Así lo afirma Sylvia Iriondo, exiliada cubana, líder de la organización M.A.R por Cuba (Mujeres Antirepresión), una de las sobrevivientes del ataque perpretrado por el castrismo contra avionetas civiles de la organización Hermanos al Rescate, el 24 de febrero de 1996, en el que dos de las aeronaves fueron pulverizadas en el espacio.

Para Iriondo, “es una burla que [la dictadura] haya escogido ese día para llevar a cabo una farsa electoral en la que no tiene ningún significado la palabra votar. En una fecha en que se cometió uno de los más horrendos crímenes en contra de los pilotos de Hermanos al Rescate, que fueron pulverizados en el aire por la tiranía asesina de los Castro”.

En efecto, el próximo 24 de febrero se cumplen 23 años del ataque con misiles lanzados por aviones MIG de guerra de la Fuerza Aérea Cubana. Posterior al ataque, a uno de estos aviones de caza le colocaron dos estrellas rojas en su fuselaje, concedidas por el régimen cubano en reconocimiento por haber derribado las dos avionetas tripuladas por civiles desarmados. El ataque fue ejecutado en aguas internacionales contra las aeronaves que cumplían labores de rescate para salvar a los cubanos que en endebles embarcacaiones atravesaban el estrecho de la Florida para huír de la dictadura. En esa acción perdieron sus vidas Carlos Costa, Pablo Morales, Mario de la Peña y Armando Alejandre Jr. En una tercera aeronave, que logró evadir el ataque, viajaba Sylvia Iriondo.

Al respecto, La Habana siempre ha argumentado que las avionetas violaron el espacio aéreo cubano para distribuir “material propagandístico contra el régimen castrista”, y por eso les dispararon, mientras que Washington afirma que se encontraban en “espacio aéreo internacional”, en el estrecho de la Florida, al norte de Cuba.

Raúl Castro, fue quien planificó y ordenó el derribo de las dos avionetas en su condición de Ministro de las Fuerzas Armadas en aquel momento. Una grabación descubierta y difundida así lo confirmó: “Yo decía que traten de tumbarlos arriba del territorio, pero ellos entraban en La Habana y se iban…., reproduce el audio

“Claro – continuaba Raúl Castro, según el audio- con un cohetazo de esos, avión-avión, lo que viene para abajo es una bola de fuego y que va a caer arriba de la ciudad…”.

“Bueno, túmbenlos en el mar cuando se aparezcan; si no, consulten los que tienen las facultades”.

Luego hay otra grabación con una duración de de 11 minutos y 32 segundos que registra una conversación efectuada en la provincia de Holguín, en la que se escucha cómo Raúl Castro se jacta de haber organizado y dado la orden de ejecutar los derribos.

La publicación de las declaraciones de Raúl Castro se produjo días antes de que se conociera el resultado de un informe emitido por la Organización Internacional de Aviación Civil de Naciones Unidas (OACI), que confirma que dos aviones caza MIG 26 de la Fuerza Aérea Cubana derribaron dos avionetas Cessna C-337 de Hermanos la organización Hermanos al Rescate, en aguas internacionales.

“Esos son unos crímenes que todavía no han sido juzgados, pero que pronto lo serán, y me parece increíble que el régimen asesino de los Castro pretenda que los cubanos olviden un hecho tan triste que sigue en nuestra memoria para decir que este 24 de febrero el pueblo votó masivamente por una nueva Constitución que no cambia nada”, acotó Iriondo.

La líder opositora, cuya organización forma parte de la Asamblea por la Resistencia Cubana, agregó que otro de los propósitos del Gobierno cubano al escoger esa fecha es “borrar del calendario” el día que se dio inicio a la Guerra de Independencia cubana de la metropolis española, en 1895.

Afirmó que “los cubanos crecimos viendo que el 24 de febrero Cuba logró liberarse de España, gracias a nuestros valientes hombres, y ahora el régimen nuevamente quiere cambiar la historia para mostrar las fechas que solo les interesan a ellos”.

De hecho, el levantamiento popular que se conoce como Grito de Baire fue organizado desde el exilio principalmente por José Martí, con la ayuda de otros importantes patriotas, y tuvo lugar de forma simultánea en 35 puntos del oriente de Cuba, hasta lograr la anhelada emancipación de la nación insular.

Iriondo cuestionó también la forma cómo el sistema totalitario imperante en la isla llevó al traste la iniciativa que se conoció como Concilio Cubano, liderado por Leonel Morejón Almagro, que tendría su reunión cumbre para expresar el descontento de la ciudadanía públicamente el 24 de febrero de 1996.

“A todos esos activistas los fueron capturando uno a uno, o por grupos, para evitar que el Concilio Cubano lograra su objetivo de reunir a la oposición y reclamar la libertad del pueblo cubano de manera pacífica, y ese mismo día fue cuando derribaron las avionetas de Hermanos al Rescate”, recordó Iriondo.

Además, la muerte del opositor Orlando Zapata Tamayo, registrada el 23 de febrero de 2010, pero dada a conocer al mundo el 24 del mismo mes y año, es otra de las fechas relevantes que, según la activista por los derechos humanos en Cuba, se pretende “mantener en el olvido entre la población”.

Zapata Tamayo, un humilde obrero de 42 años, quien se negó vestir uniforme de recluso común y exigió en todo momento usar ropa blanca de disidente, fue el segundo opositor cubano que falleció tras una huelga de hambre en prisión, luego de Pedro Luis Boitel, quien falleció a comienzos de los años 60 del siglo XX.

Otros “usos” de esa fecha

El 24 de febrero de 1976, con una mayoría criticada por diferentes países y organizaciones del mundo en democracia, se aprobó en Cuba una “nueva Constitución”, en la que se declaró fidelidad a la entonces Unión Soviética, conglomerado de países socialistas del que Cuba obtuvo innumerables prebendas.

Asimismo, el 24 de febrero de 2008 se produjo la investidura oficial de Raúl Castro como líder máximo de la dictadura cubana, en reemplazo de su hermano Fidel Castro, hecho que confirmó el “reciclaje nominal” de la más alta magistratura de la nación.

En días actuales, el venidero 24 de febrero los cubanos están siendo convocados por el régimen a las urnas para dar respuesta a una pregunta que encierra el objetivo de perpetuidad del sistema donde el Partido Comunista continúa siendo considerado como rector de la sociedad: ¿Ratifica usted la nueva Constitución de la República? Es la pregunta a la cual deben responder los cubanos. La nueva Carta Magna quedará conformada por 229 artículos, 11 títulos, dos disposiciones especiales, 13 transitorias y dos finales.


Articulo escrito por DANIEL CASTROPE y publicado originalmente por DIARIO LAS AMERICAS.