Seguridad del Estado rompe puertas y ventanas y arresta a opositor

Los policías irrumpieron en la vivienda de José Díaz Silva y se llevaron el televisor, la computadora portátil y el teléfono celular, entre otros artículos. En la cocina habían restos de papeles incinerados, detalló la hija del opositor, Lourdes Díaz.

José Díaz Silva, expreso político cubano. Foto cortesía de Claudio Fuentes.

José Díaz Silva, expreso político cubano. Foto cortesía de Claudio Fuentes.


(MARTÍ NOTICIAS). - La Seguridad del Estado cubana arrestó este martes al opositor José Díaz Silva luego de un registro policial a su vivienda, sede del Movimiento Opositores por una Nueva República, en Boyeros, La Habana.

Desde las 5 a.m., fuerzas policiales rodearon la vivienda y tocaron a la puerta para comenzar el operativo, pero Díaz Silva se resistió a abrir por cerca de dos horas, dijo a Radio Martí su esposa, la activista Lourdes Esquivel, quien se encuentra en Miami temporalmente para atender problemas de salud.

La hija, Lourdes Díaz, detalló a Esquivel que las autoridades entraron a la casa tras romper la puerta y las ventanas. Se llevaron el televisor, la computadora portátil y el teléfono celular, entre otros artículos.

En la cocina habían restos de papeles incinerados, pero no se ha esclarecido si se trata de una acción de las autoridades o de Díaz Silva, quien es también delegado del Movimiento Democracia en Cuba.

Durante parte del tiempo que duró el incidente, la hija de ambos se mantuvo en comunicación telefónica con su madre. La hija intentó acceder a la vivienda, pero las autoridades le impidieron el paso. Solo luego de que se llevaran arrestado a su padre le permitieron entrar.

Varios agentes permanecían aún en la vivienda un poco después de las 8 a.m., pero se resistieron a darle detalles del caso. Sí le advirtieron que presentarán cargos contra Díaz Silva, pero no especificaron el delito.

Los vecinos contaron a la hija que el opositor fue arrestado con violencia: “Le avisaron a mi hija que ya habían roto los cristales de las puertas y las ventanas… que estaba siendo golpeado su papá; que le estaban jorobando los dedos; que él gritaba: ‘Me van a partir los dedos’”, dijo la esposa.

Hasta el momento de la publicación de esta nota, el opositor se encontraba en paradero desconocido. “No se sabe más nada”, confirmó Esquivel.

No obstante, la hija aseguró que se mantiene la presencia policial en los alrededores de la casa.


Artículo publicado originalmente por Martí Noticias con la colaboración de la periodista Ivette Pacheco