Eduardo Cardet: La prisión "ha sido una experiencia durísima, pero de crecimiento"

El coordinador nacional del Movimiento Cristiano Liberación en Cuba asegura que su condena es "una arbitrariedad el régimen" y una evidencia de "lo que pasa a los hombres y mujeres que de manera pacífica luchan por un cambio"

Eduardo Cardet, líder del opositor Movimiento Cristiano de Liberación en Cuba.FOTO- MOVIMIENTO CRISTIANO LIBERACIÓN

Eduardo Cardet, líder del opositor Movimiento Cristiano de Liberación en Cuba.FOTO- MOVIMIENTO CRISTIANO LIBERACIÓN


DIARIO LAS AMERICAS - El coordinador nacional del opositor Movimiento Cristiano Liberación en Cuba, Eduardo Cardet Concepción, describió sus más de dos años de cárcel arbitraria como una "experiencia durísima" que le dio la oportunidad de crecer espiritualmente y que lo acercó más a las personas amadas.

"Ha sido una experiencia tremenda, durísima", dijo en conversación con Diario de Cuba este lunes, después de que disfrutara de casi dos días con su familia en su hogar en Velasco, Holguín.

El líder opositor, médico de profesión, fue excarcelado el sábado bajo libertad condicional y sigue viendo su condena como una arbitrariedad del régimen.

"En alguna medida viene a ser una lectura de lo que pasa en Cuba a los hombres y mujeres que de manera pacífica luchan por un cambio en nuestro país", consideró.

"Hemos recibido una represión desmedida, pero a la vez ha sido un periodo de reflexión, un periodo donde he tenido la oportunidad de recibir el amor y el cariño de infinidad de personas. También es algo que diría yo ha marcado un crecimiento espiritual y humano. De alguna manera esto nos impulsa a acercarnos más a las personas que son importantes y que amamos", añadió.

"Yo creo que los momentos más difíciles ya han quedado atrás y el futuro está ahí. Seguiremos luchando por la vida, por las cosas que son importantes", sostuvo Cardet.

Sobre ese futuro y su activismo dentro del MCL, recordó que está sujeto aún a la sanción que le fue ratificada en mayo de 2017 en una causa fabricada.

"El castigo no ha concluido. Según ellos, debe ser el 30 de septiembre próximo, que es la fecha de cumplimiento de los tres años de prisión que me impusieron de manera arbitraria", precisó.

"De momento tengo que esperar a que termine todo este periodo. Van a ser aproximadamente cuatro meses que voy a estar en una situación difícil, por así decirlo, con limitaciones importantes de libertades, teniendo en cuenta que esta excarcelación no es una libertad definitiva, es una libertad a medias", abundó.

"De momento estoy con la familia, tratando de recuperar todo este tiempo, toda esta ausencia, haciendo todo lo posible por retomar la vida", concluyó y agradeció nuevamente a todas aquellas personas, medios e instituciones que tanto hicieron por su libertad inmediata.


Articulo publicado originalmente por DIARIO LAS AMERICAS con información de DIARIO DE CUBA.