Centro Convivencia: el 2018 fue severo y la nueva Constitución NO representa al pueblo

Dagoberto Valdés, director del  Centro de Estudios Convivencia

Dagoberto Valdés, director del Centro de Estudios Convivencia


MARTI NOTICIAS - Dagoberto Valdés, director del Centro de Estudios Convivencia, dijo que el 2018 fue un año realmente duro para el pueblo cubano.

“Nuestro pueblo ha sufrido una severa crisis económica que llega a la canasta básica de la mayoría de los cubanos”, dijo Dagoberto a Radio Martí desde Pinar del Río, en una reflexión sobre el año pasado y el año próximo.

“Creo que el 2018 nos ha traído un reto: es que el 2019 vamos a tener la oportunidad de ejercer, si así lo desean, la soberanía personal de votar el 24 de febrero su opinión” sobre el referendo acerca de la reforma constitucional.

Dijo que es la oportunidad de "decir SI o NO" al modelo imperante en el país.

También explicó que él tiene previsto ejercer su derecho y decir NO a la propuesta de Constitución “que excluye una parte del pueblo cubano” y “suprime derechos básicos” en materia de derechos humanos.

"Deseo salud y bendiciones para los cubanos, que desean hacer realidad sus sueños", dijo Dagoberto Valdés.

Rosalía Viñas Lazo, integrante del Centro Convivencia, también comentó que el 2018 ha sido un año “marcado por una notable crisis económica, donde todo escasea”.

“Un año en el que cambió el presidente de los Consejos de Estados y de Ministros y no tiene el apellido Castro”, dijo Viñas.

“Un año donde se presentó un Proyecto de Reforma Constitucional, donde se dio la idea de que el pueblo podía debatir y discutir al respecto, con el fin de ser presentado a referendo el 24 de febrero del año entrante”, destacó.

Pero recalcó que es “un proyecto de Constitución que no representa a todos los cubanos y no garantiza los derechos humanos de los ciudadanos”.

Añadió que ha sido un año “donde muchos cubanos han despertado de su adoctrinamiento y han sentido la necesidad de defender sus derechos y denunciar lo que no consideran justo”.

“Un año donde un grupo de artistas, acompañados de activistas dentro y fuera de Cuba, de vecinos, amigos, y de muchos cubanos que se han sumado a la causa, han dicho NO al Decreto 349, esto ha sido un ejemplo y un despertar, aunque la lucha continúa”, subrayó Viñas.


Articulo publicado originalmente por MARTI NOTICIAS.