ETECSA diseña precios de internet para que paguen los cubanos de fuera

La noticia de que cualquiera desde su teléfono móvil puede navegar a través de la red se recibe bien, sin embargo el costo del servicio supera la posibilidad de la gente de a pie

 Dos cubanos se conectan a internet desde un teléfono móvil.

Dos cubanos se conectan a internet desde un teléfono móvil.


DIARIO LAS AMERICAS - ¿Internet por la libre en Cuba? Es la noticia de último minuto, pero el diablo está en los detalles. Si conversan con Joel, chofer de ómnibus urbanos, conocerán que si quiere tener al menos 600 MB disponibles para navegar por internet, el problema no será solo que debe recargar con 7 cuc su cuenta de teléfono móvil.

“El inconveniente mayor es que mi celular es ‘del año de la corneta’ [muy anticuado] y no coge la señal 3G. Entonces tendré que conectarme por 2G, que se demora un siglo en establecer la conexión. Y comprarme un teléfono ‘volao’ [de ‘ultima tecnología] no baja de 200 fulas [dólares o cuc]”, comenta Joel, quien conduce un Yutong articulado de la ruta de transporte público P-10.

Al igual que Joel, “entre un millón y medio y dos millones de personas no podrán acceder con prontitud al nuevo servicio al no poder conectarse en 3G, pues el 2G no te garantiza una conexión de calidad”, subraya Deisy, ingeniera de ETECSA.

En una pequeña escalinata a la entrada del preuniversitario René O'Reine, en el barrio de la Víbora, al sur de La Habana, varios estudiantes conversan sobre la apertura de internet en los teléfonos móviles. Andro pregunta “cuánto dura 600 MB (el paquete más barato) y si es posible hacer descargas de audiovisuales”. Melissa le responde “que su mamá trabaja en ETECSA y le dan 5 gigabyte y si descargo aplicaciones o videos musicales, se gasta en diez días”.

Dos años atrás, a Nélida, ama de casa, internet le sonaba a ciencia ficción. "Pero mi hijo que reside en Miami, me envió un iPhone 8 que cuando se conecta es un cañón. Lo cuido como un tesoro. Tres veces a la semana por IMO hablo con mis dos hijos, el varón que vive en Miami y la hembra en España. A veces vamos toda la familia con sillas plegables y una manta pa’tirarnos en la yerba del parque, como si estuviéramos en un picnic. Ellos son los que me recargan el móvil con 40 chavitos (cuc) al mes y también con 40 cuc la tarjeta para navegar por internet. No sé cuántos gigas consumiré mensualmente, supongo que ETECSA diseña esos servicios tan caros para que lo paguen los cubanos que viven afuera".

Deisy, la ingeniera de ETECSA, coincide con el ama de casa habanera: “Es cierto que una parte de los servicios que ofrece la empresa, como telefonía móvil, navegación de internet y ahora internet de datos, se venden a precios que no los puede pagar un trabajador con su salario. Estos servicios pueden costearlos los cuentapropistas y personas que tienen familiares y amigos en el exterior. Sin embargo, ahora mismo en Cuba hay más de cinco millones de líneas móviles y entre tres y cuatro millones de ciudadanos se conectan con frecuencia a internet. Es muy caro, pero los cubanos o sus parientes de fuera, pagan esos servicios y ETECSA aprovecha el filón y aumenta sus divisas. Internet es una necesidad”.

Luis Carlos, estudiante universitario, considera que “la noticia no es que haya internet para móviles en Cuba. La noticia son los altos precios. Cualquier especialista o profesional que utilice sistemáticamente internet en asuntos de trabajo gasta más de 4 gigabyte que cuestan 30 cuc, el salario promedio aquí. Es una vergüenza que el gobierno siga hablando en nombre del pueblo y de satisfacer las demandas de los más pobres. ETECSA hace mucho tiempo dejó de ser una empresa que prioriza los servicios sociales a los más humildes. Como cualquier compañía capitalista, la empresa que tiene el monopolio de las comunicaciones en Cuba lo que busca es ganancias ¡Y a qué precios! Te quieren vender internet como si fuera un artículo de lujo. Internet no es solo para conversar con las amistades y leer la prensa extranjera. Internet es economía, negocios y comercio”.

En sus declaraciones, Mayra Arevich y Tania Velázquez, presidenta de ETECSA y vicepresidenta de Mercadotecnia, justifican los altos precios porque “la empresa eroga importantes recursos para modernizar la infraestructura que brinda los servicios de internet. Y ese equipamiento se paga en dólares”.

Natasha, camarera de un restaurante en un hotel cinco estrellas, no está de acuerdo con esa apreciación de las funcionarias de ETECSA. “Si tuviéramos que otorgarles un premio a los tres organismos estatales más impopulares de Cuba, sin dudas, ETECSA y los Ministerios de Comercio Interior y Transporte se llevarían el trofeo. Es un descaro hacer esa afirmación en la televisión. El 80 por ciento de los pesos convertibles que circulan en el país están respaldados por el canje de divisas foráneas. Si no, de dónde, porque a un sector minoritario de los trabajadores, le pagan solo entre 10 y 35 cuc de estimulación salarial. Ese dinero es una fracción muy pequeña y no tiene respaldo en divisas. Por eso y por muchas otras cosas, la gente en la calle está hastiada del gobierno y sus dirigentes”.

Eddy, maestro de secundaria, considera que “el Gobierno tiene que quitarse la careta. Que de una vez por todas digan que esto es capitalismo de Estado, porque funciona como tal. Quienes más se favorecen son los que no trabajan y las familias que reciben dólares de los antiguos ‘gusanos’. Cuba es un país que está al revés. Los profesionales, intelectuales y obreros viven peor que los ‘merolicos’ [vendedores ambulantes de misceláneas] y vendedores de viandas. Internet es un negocio para ETECSA. ¿Por qué no ponen internet en las escuelas primarias, secundarias y preuniversitarias y a los maestros en sus casas?

Un especialista de ETECSA, reconoce que “la gente en la calle tiene razón. ETECSA funciona mal y tiene precios por las nubes. Pero al final, como disciplinados soldaditos, la gente se saca una línea de móvil y abre una cuenta de internet. Según un estudio, a partir de la apertura de internet de datos, se espera que dentro de dos años, 7 u 8 millones de usuarios tengan cuentas en celulares, toda vez que a partir de la telefonía móvil podrán tener acceso a innumerables servicios, desde navegar por internet hasta pagar la luz eléctrica”.

ETECSA, al no tener competencia, deja sin opciones a los cubanos. Lo tomas o lo dejas. Así de simple es la lógica.


Articulo escrito por Iván García y publicado originalmente por DIARIO LAS AMERICAS