Dos cubanoamericanos entre los posibles asesores de Trump para América Latina

Mauricio Claver-Carone. (CAPITOLHILLSCUBANS.COM)

Mauricio Claver-Carone. (CAPITOLHILLSCUBANS.COM)


(DIARIO DE CUBA). - Los especialistas señalan varios nombres para el asesor para América Latina del presidente electo Donald Trump, incluidos los de los cubanoamericanos Mauricio Claver-Carone e Yleem Poblete , según informa el diario digital Infobae.

Una ronda de consultas de Infobae con exfuncionarios estadounidenses, figuras del Partido Republicano y analistas en Washington arrojó un listado de cinco figuras a las que "habrá que prestarle atención porque están llamadas a cobrar relevancia a partir del 20 de enero".

"Algunos nombres ya comenzaron a pisar fuerte en el equipo de transición y las reuniones en la Trump Tower de Manhattan", apuntó el diario.

En el caso del abogado Claver-Carone, colaborador de DIARIO DE CUBA, es hijo de cubanos, nacido en la Florida y criado en Madrid.

Es el director ejecutivo del US Cuba Democracy PAC, el principal grupo de lobby proembargo de Washington, y de la organización sin fines de lucro Cuba Democracy Advocates.

Se opuso a la política de Barack Obama de acercamiento a Cuba y abogó por mantener las sanciones a la Isla hasta que haya elecciones libres, democracia plena y libre mercado.

En noviembre Trump lo designó como parte de su equipo de transición en el Departamento del Tesoro, en donde ya había sido asesor legal en el pasado.

La cubanoamericana Yleem Poblete, nacida en Miami, es abogada y doctora en Política Mundial y Relaciones Internacionales.

Pasó dos décadas como funcionaria de alto rango del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes y luego creó su propia consultora, Poblete Analysis Group.

Es otra opositora dura del castrismo y ferviente defensora del embargo.

Trump la nombró en diciembre como parte de su equipo de transición en el Consejo de Seguridad Nacional.

Los otros tres nombres que se barajan son los de José Cárdenas, Leah Campos y William Brownfield.

Cárdenas, hijo de colombianos y nacido en Washington, ha ocupado distintos cargos en el Departamento de Estado, el Consejo de Seguridad Nacional, la OEA (Organización de Estados Americanos) y Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

En los últimos años alzó su voz para reclamarle a Barack Obama posiciones más firmes contra la Venezuela chavista, el ecuatoriano Rafael Correa o el boliviano Evo Morales.

Leah Campos, descendiente de mexicanos, fue agente operativo de la CIA (Agencia Central de Inteligencia) en Europa y América Latina durante una década. En 2012, cuando se postuló sin éxito para una banca legislativa por Arizona, pidió durante su campaña que Estados Unidos "no cayera en la retórica divisiva que predomina en países como Venezuela y Argentina".

Brownfield, actual subsecretario de Estado para la lucha internacional contra el delito y el narcotráfico, es uno de los diplomáticos estadounidenses en actividad con mayor experiencia en América Latina. Fue embajador en Chile, en Venezuela (donde vivió en tensión con Hugo Chávez al comienzo de su mandato) y en Colombia.