Cubanos ilegales llegados el fin de semana a Florida permanecen detenidos

Familiares desconocen su paradero

Las autoridades capturaron a 29 cubanos que intentaban ingresar en EEUU (FOTO: DAVID GOOHUE)

Las autoridades capturaron a 29 cubanos que intentaban ingresar en EEUU (FOTO: DAVID GOOHUE)


(CUBANET). - Medio centenar de cubanos que llegaron de manera ilegal a Florida el pasado fin de semana permanecen detenidos y los familiares de varios de ellos desconocen su paradero, de acuerdo a un reportaje aparecido en 14ymedio.

Publica el diario cubano el testimonio de Yandry Pérez, un cubano residente en EE.UU. que recibió una llamada de la Isla solo para enterarse que hacía dos días se desconocía el paradero de su madre, quien había escapado en una lancha.

“Durante días esperamos noticias sumidos en total incertidumbre”, dice. “Cuando vimos en las noticias que habían atrapado dos lanchas con cubanos suspiramos aliviados”.

“En la televisión pude ver a uno de mis hermanos, por eso sé que están detenidos”, agrega. Sin embargo, desconoce en qué sitio se encuentran sus familiares para contratar un abogado que se encargue del caso.

Debido a que su madre fue arrestada “en más de una ocasión”, de acuerdo a Pérez, “creemos que pueden pedir asilo político” tanto ella como sus hermanos, de los cuales uno es menor de edad.

El pasado domingo, autoridades del Departamento de Aduanas y Protección Fronteriza interceptaron una lancha rápida de 40 pies de largo donde viajaban más de 30 migrantes. Cinco de ellos intentaron escapar en la operación, lanzándose a los manglares, pero fueron atrapados.

En otra operación, un pequeño bote había sido interceptado con siete cubanos a bordo en el sur del condado Miami-Dade, mientras que otra lancha con 21 migrantes fue detenida cerca de Cayo Largo.

Un funcionario de la Oficina de Detenciones y Deportaciones de EE.UU. dijo a 14ymedio que su entidad no podía “dar ninguna información sobre el caso ni de los implicados porque corresponde a una investigación abierta”.

La investigación incluye a los lancheros que trajeron a los migrantes, quienes podrían ser acusados de tráfico humano.

Otro cubano que reside en EE.UU., Julio Infante, no ha podido dar con el paradero de su suegro, Wilber Hechavarría, que supuestamente viajaba en una de las embarcaciones. Dice haber ido a varios lugares, “pero siempre me dicen que no pueden dar información”.

“Estamos desesperados porque no sabemos ni siquiera si está vivo”, declara Infante.

Los migrantes llegados a EE.UU. conocían sobre el fin de la política de “pies secos, pies mojados”, pero cruzaron igualmente el mar confiados en que de alguna forma lograría legalizar su situación una vez arribados


Artículo publicado originalmente por Cubanet