Derrame de combustible inunda las calles de un pueblo en el occidente cubano

El incidente ocurrió en horas de la tarde del sábado como consecuencia de una avería en un depósito de combustible que alimenta a la destilería ubicada en las inmediaciones del central Jesús Rabí, en la provincia de Matanzas.

Fotografía publicada por Radio Reloj de una de las calles del poblado Jesús Rabí,en el occidente cubano, inundadas de petróleo.

Fotografía publicada por Radio Reloj de una de las calles del poblado Jesús Rabí,en el occidente cubano, inundadas de petróleo.


DIARIO LAS AMERICAS - Un derrame de fuel oil de grandes proporciones inundó las calles del poblado donde se localiza el central azucarero Jesús Rabí, en el municipio de Calimete, en la occidental provincia de Matanzas, según reporta Diario de Cuba en base a la prensa oficial de la isla.

El incidente ocurrió en horas de la tarde del sábado como consecuencia de una avería en un depósito de combustible que alimenta a la destilería ubicada en las inmediaciones de esa fábrica de azúcar, y aunque las autoridades aseguran que está controlado, aún trabajan para recoger la mayor parte del producto.

El colapso de la base del tanque ocasionó el vertimiento de 268.000 litros de petróleo que inundaron las calles del batey (denominación cubana para esas pequeñas poblaciones rurales), y 24 horas después del accidente se habían recuperado unos 135.000 litros del combustible.

Fotografía publicada por Radio Reloj de una de las calles del poblado cubano Jesús Rabí, en Calimete, Matanzas, afectada por el derrame de petróleo del sábado 20 de abril de 2019.

Fotografía publicada por Radio Reloj de una de las calles del poblado cubano Jesús Rabí, en Calimete, Matanzas, afectada por el derrame de petróleo del sábado 20 de abril de 2019.

Según publicó el diario oficial Granma, la parte recuperable del combustible vertido será envida a refinerías para su reutilización mientras que los niveles del hidrocarburo que queden a lo largo de los senderos inundados se mezclarán con material rocoso para su uso como impermeabilizante en los caminos de la zona que sirven a la industria azucarera.

Oscar Luis García Martínez, delegado del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente en Matanzas, reconoció la trascendencia del suceso. No obstante, dijo que hasta ahora no existen indicios de que haya impacto sobre el medioambiente o las áreas agrícolas.

Ricardo Sánchez Calero, director de la Empresa Azucarera en la provincia, sostuvo que la avería (aún por determinar sus causas) no interfiere en la marcha de la zafra.


Articulo publicado originalmente por DIARIO LAS AMERICAS con información de Diario de Cuba