España intercede en Cuba tras arresto de periodistas de RTVE y 14yMedio

El Castillo de El Morro visto desde la embajada de España en Cuba.

El Castillo de El Morro visto desde la embajada de España en Cuba.


(MARTÍ NOTICIAS) LA HABANA - La embajada y el consulado de España en La Habana hicieron gestiones ante el Gobierno cubano que resultaron en la "rápida liberación" del corresponsal español que entrevistaba al periodista disidente Reinaldo Escobar.

El periodista Vicenç Sanclemente, enviado especial de Televisión Española (TVE) a Cuba, permaneció unas horas detenido en una comisaría de La Habana por entrevistar al disidente cubano Reinaldo Escobar, editor de 14yMedio, quien también fue arrestado.

Fuentes de Radiotelevisión española (RTVE) confirmaron que ambos fueron liberados y explicaron que Sanclemente se trasladó a la capital cubana para informar sobre los acontecimientos acaecidos tras la muerte de Fidel Castro.

El periodista, según las fuentes, fue detenido y conducido a una comisaría por "posible alteración del orden público".

La embajada y el consulado de España en La Habana hicieron gestiones ante el Gobierno cubano que resultaron en la "rápida liberación" del periodista, informaron a Efe fuentes del Ministerio de Exteriores.

El Ministerio detalló también que el personal diplomático español se puso en contacto con las autoridades tan pronto se tuvo conocimiento del incidente.

Sanclemente, que fue con anterioridad corresponsal de TVE en Cuba, entrevistaba al disidente cubano Reinaldo Escobar, esposo de la bloguera Yoani Sánchez, y ambos fueron detenidos.

En un comunicado, la corporación pública RTVE manifiestó su más enérgico rechazo al incidente y condena la prohibición a su periodista de informar libremente.

"Estábamos en el malecón haciendo la entrevista que habíamos coordinado y había un muchacho joven que estaba merodeando por ahí que dijo que estaba ocupándose de la seguridad del lugar (...). Cuando terminamos la entrevista parece que se sintió en la obligación de informar de que había ocurrido algo que no le gustaba y los que recibieron la llamada se sintieron en la obligación de venir a detenernos", explicó a TVE Reinaldo Escobar.

"Nos detuvieron sin dar ninguna explicación y nos llevaron a una estación de comisaría", añade.