Muere en Miami Bernardo Benes, protagonista del primer intento de acercamiento EEUU-Cuba

Benes, un cubanoamericano de origen judío, ayudó a excarcelar a miles de presos políticos del régimen, tras jornadas de diálogo con el Gobierno de Fidel Castro, en 1979

Fidel Castro y el banquero judío-cubano Bernardo Benes, en octubre de 1978.

Fidel Castro y el banquero judío-cubano Bernardo Benes, en octubre de 1978.


DIARIO LAS AMERICAS - Este lunes murió en Miami a los 84 años el exiliado cubano Bernardo Benes Baikowitz destacado abogado, banquero y periodista, quien fuera uno de los principales negociadores en 1978 entre Estados Unidos y Cuba y propició la excarcelación de miles de presos políticos del régimen de La Habana, según reseña el portal de Radio y Televisión Martí.

Documentos desclasificados por el Departamento de Estado de EEUU revelaron el fallido intento del expresidente Jimmy Carter (1977-1981) de lograr la apertura democrática en Cuba. Ese primer paso oficial para descongelar las relaciones diplomáticas entre Cuba y EEUU fueron las gestiones que hizo a partir de 1978 el presidente Carter, en las cuales participó Benes en aquel entonces, junto a un grupo de exiliados cubanos.

Una historia para jamás olvidar

Todo empezó una tarde del mes de agosto de 1977, cuando Bernardo Benes recibió una curiosa llamada telefónica en la habitación de su hotel en Ciudad Panamá. Del otro lado del hilo, un amigo le manifestaba el interés que otros “amigos” tenían en conversar con él. “Vienen de Cuba y traen una propuesta interesante”, dijo su interlocutor. Así lo reseña una nota biográfica reportada por la egencia EFE, publicada por DIARIO LAS AMÉRICAS en 2016.

La simple mención de la palabra “Cuba” fue suficiente para que el pelirrojo banquero, exiliado cubano de origen judío, accediera a conversar. Después de todo, Benes jamás había dejado un momento de pensar en su país natal, y hacía tiempo que acariciaba un viejo proyecto: reunificar a la familia cubana.

El encuentro se concretó días después, el 22 de agosto en el restaurante Club Panamá, donde al llegar, Benes descubrió que los “amigos” de la isla, eran nada más y nada menos que José Luis Padrón, Antonio “Tony” de la Guardia y Amado Padrón Trujillo. Treinta años después, el primero vive en el ostracismo en La Habana y los dos últimos están muertos, sus fusilamientos fueron ordenados en 1989 por Fidel Castro, el mismo hombre que los envió a hablar con Benes.

“En ese almuerzo participó también un amigo mío, Alberto Pons, empresario radicado en Panamá”, recuerdó el banquero hace años.

Allí los enviados de Castro le propusieron algo que Benes que de entrada creyó que no estaba entendiendo bien. Le dijeron que “la Revolución estaba consolidada”, “no tenía marcha atrás”, y que “había llegado el momento de conversar y escuchar al exilio”.

“Aquello me cayó del cielo”, recuerda Benes. “Hacía años que estaba pensando en la necesidad de la reunificación familiar y de repente esos tipos me estaban proponiendo eso mismo”.

Esa tarde acordaron que, en principio, seguirían explorando las posibilidades de diálogo. Pons pagó los $72 del almuerzo, propina incluida, y Benes regresó a Miami.

Biografía de Benes

Benes nació el 27 de diciembre de 1934 en Matanzas, se graduó en la Universidad de La Habana de abogado y contador, y en 1960 se exilió en EEUU. En 1961 creó la congregación de judíos cubanos en Miami Beach. Fundó el Continental National Bank de Miami, la primera entidad bancaria cubanoamericana, y el United Way International, del cual fue vice presidente en Miami Dade desde 1965 a 1967.


Articulo publicado originalmente por DIARIO LAS AMERICAS con información de RTV MARTI