Internet es el nuevo obstáculo para los periodistas en Cuba (CPJ)

Cubanos usan sus dispositivos móviles para conectarse a internet a través de wi-fi en una calle de La Habana. Foto de Archivo EFE

Cubanos usan sus dispositivos móviles para conectarse a internet a través de wi-fi en una calle de La Habana. Foto de Archivo EFE

(AFP) NEW YORK - El limitado y costoso acceso a internet está frenando el avance de Cuba en libertad de prensa y su ingreso a la blogósfera, según un informe publicado por el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ), una ONG con sede en Nueva York.

En un texto de 38 páginas, el CPJ señala que la “prensa cubana, alentada por el llamado del Presidente Raúl Castro en favor de reformas en 2010, está encontrando más espacio para la opinión crítica”. 

Sin embargo, “el acoso y la intimidación por parte de las autoridades, el vacío legal provocado por anticuadas y restrictivas disposiciones legales sobre la actividad de la prensa, y el limitado y costoso acceso a internet están frenando el avance”, señala la ONG.

Aun así, el organismo, que cita a periodistas y blogueros simpatizantes y críticos del gobierno, señala que la isla cuenta con “un animada blogosfera, un número cada vez mayor de sitios web de noticias (…), y una innovadora generación de periodistas independientes”.

En la actualidad hay unos 3.000 blogs que funcionan en la isla y en “comunidades cubanas de otras partes del mundo”, precisó.

Esto ha “transformado esencialmente el panorama mediático cubano en los últimos cinco años”, señala CPJ, al recordar que por décadas los cubanos solo accedieron a los medios controlados por el gobierno.

Sin embargo, “internet quizás el mayor obstáculo para que los periodistas se vuelvan relevantes, porque la mayoría del contenido es consumido fuera de la isla”.

“Los periodistas (independientes) deben pagar elevados precios por el acceso a internet y encontrar formas originales de diseminar su trabajo en un público que en forma mayoritaria está desconectado de la red”

Al mismo tiempo - agrega - “los periodistas (independientes) deben pagar elevados precios por el acceso a internet y encontrar formas originales de diseminar su trabajo en un público que en forma mayoritaria está desconectado de la red".

Inmersa en un lento proceso de flexibilización del modelo socialista de corte soviético, Cuba es el país con menor acceso a internet y donde más se ejerce censura en el continente, señala el comité.

Un isleño debe pagar el equivalente a dos dólares por una hora de conexión en uno de los 200 puntos públicos wifi que hay en el país, un servicio que fue habilitado hace dos años.

El ingreso mensual promedio es de 28 dólares, lo que restringe todavía más el acceso. Además, solo unos cuantos funcionarios, artistas, extranjeros y periodistas están autorizado a recibir internet en el domicilio. 

“Los disidentes, los periodistas que informan sobre cuestiones sociales pero que no son considerados hostiles, los blogueros progubernamentales y los integrantes de la prensa estatal coinciden todos en un punto: quieren que el gobierno les ofrezca acceso mayor, más económico y menos restringido”, indica el CPJ.

En ese sentido, la ONG recomienda al gobierno “hacer más económico” el acceso a la red y ampliar la conectividad “sin restricciones”, al tiempo que le pide reformar el “restrictivo marco jurídico que prohíbe la propiedad privada sobre los medios de prensa, y garantizar la libertad de expresión y de prensa”.

Así como “permitir la creación de cooperativas de prensa o de medios de prensa privados” y “poner fin a la práctica de las citaciones, las detenciones breves y el acoso de los periodistas independientes”.