La economista Karina Gálvez liberada bajo fianza, tras seis días de arresto


(14 y MEDIO). - En la noche de este martes la economista Karina Gálvez fue liberada después de que su familia pagara una fianza de 2.000 pesos cubanos. La editora de la revista Convivencia agradeció la solidaridad de todos los que denunciaron su arresto desde el pasado 11 de enero, según declaraciones suyas a 14ymedio.

La activista se reunió con su familia y amigos a las afueras del lugar donde estuvo detenida, en el kilómetro cuatro y medio de la carretera a San Juan, en Pinar del Río. Las autoridades no le advirtieron sobre una próxima fecha para un interrogatorio o juicio. 

La excarcelación de Gálvez ocurrió a pocas horas de que Dagoberto Valdés, director de la publicación independiente, fuera sometido a un interrogatorio sobre las acusaciones a Gálvez . 

“La mayor Odalys me condujo a un cuarto de interrogatorio con una cámara de video”, narró Valdés a 14ymedio. “Allí me apercibió que si mentía podía ser acusado de perjurio”.  La oficial le aseguró que fue citado a la sede de la Seguridad del Estado –en el kilómetro cuatro y medio de la carretera a San Juan, Pinar del Río- por ser “testigo de un delito económico que no tiene nada que ver con el proyecto del Centro de Estudio Convivencia”.
 
Sin embargo, el abogado Wilfredo Vallín, presidente de la Asociación Jurídica de Cuba asegura que “es el tribunal el que debe decir la última palabra sobre si es cierta o no una declaración y si se trata de un delito de perjurio”. Por lo que “la ley le da la oportunidad a la persona de cambiar su declaración todas las veces que entienda, pero la declaración definitiva será la que haga ante el tribunal”.

Por lo que “la ley le da la oportunidad a la persona de cambiar su declaración todas las veces que entienda, pero la declaración definitiva será la que haga ante el tribunal”.

La mayor repitió preguntas similares a las que hizo a la hermana de Karina, Livia Gálvez este lunes, y a otro miembro del equipo de la publicación, Idael Márquez citado el pasado sábado. El interrogatorio ocurrió en el mismo lugar donde está detenida la economista y donde Valdés fue entrevistado por la policía en octubre pasado y le advirtieron que su vida iba a hacer “cada vez más difícil”.

 
“¿Usted está al tanto de los trámites legales de la compraventa de la casa de Karina? ¿Usted la acompañó a la notaría para hacer el trámite? ¿Cuánto dinero le dio para completar el pago de la vivienda?”, formaron parte de las preguntas con las que fue interpelado el director de la revista Convivencia, quien aseguró que no sabía “absolutamente nada de ese tema”.
 
La oficial culpó a Valdés de estar detrás de la transacción para adquirir el inmueble, una acusación que el laico rechazó e instó a la oficial a definir si el caso se trataba de un “delito económico” o de una acusación con “connotaciones políticas” y derivada del activismo pacífico que los miembros del equipo de Convivencia mantienen desde la ciudad de Pinar del Río.
 
“Usted tiene que participar como testigo en el juicio” le espetó Odalys, una aseveración que ha despertado las alarmas sobre una posible cancelación del derecho a salir del país para Valdés y otros miembros del equipo. Algo que podría influir negativamente en la presencia de los miembros del CEC durante las jornadas de reflexión sobre la educación en Cuba programadas para los días 28 y 29 en Miami, Florida.