Expreso político podría volver a prisión por negarse a pagar "una multa arbitraria"

Geordanis Muñoz Guerrero, opositor cubano, activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU). (Facebook).

Geordanis Muñoz Guerrero, opositor cubano, activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU). (Facebook).


RTV MARTI - El expreso político cubano, Geordanis Muñoz Guerrero, quien cumplió dos condenas en 2016 y 2017 por negarse a pagar multas que consideró arbitrarias, ha recibido una nueva notificación con una multa de 2 mil pesos en moneda nacional.

Una funcionaria se presentó en la vivienda de Muñoz Guerrero en Palma Soriano, Santiago de Cuba, denunció este martes a Radio Televisión Martí.

Se trata de una sanción impuesta el 4 de octubre de 2018 por “exigir la liberación del hermano Tomás Núñez Magdariaga” mientras realizaba una huelga de hambre que resultó en la liberación del disidente.

"Nosotros aquí decidimos hacer una manifestación pacífica en las calles de Palma Soriano. por ese motivo la policía política me detiene, me dejan cerca de 96 horas en los calabozos, llevan un inspector de cobros de multas y me ponen una de 2 mil pesos", explicó el opositor.



Muñoz Guerrero es activista y coordinador de célula de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) y en 2016 fue condenado a un año de cárcel por una contravención junto a su hermano Adael Muñoz Guerrero. A mitad de condena recibió otra sanción de 6 meses más por la misma causa.

La imposición de multas ha sido uno de los más recurrentes métodos del régimen cubano para encarcelar a sus opositores en los últimos años.

En la actualidad cinco mujeres integrantes del movimiento Damas de Blanco están entre rejas, acusadas de desacato, desorden público o atentado, pero todas han sido multadas hasta con varios centenares de pesos por supuestamente “violar el dispositivo de seguridad”.

Las Damas de Blanco actualmente en prisión son Aymara Nieto Muñoz, Marta Sánchez, Nieves Matamoros, Yolanda Santana y Xiomara Cruz Miranda.

Aunque la notificación de este lunes lo pone al borde una prisión otra vez, Muñoz Guerrero ofreció sus argumentos para contravenir la que considera una arbitraria medida.

“Es una cosa de principios y ética. Si pagas una (multa) tienes que pagar mil y quitarte de la organización y abandonar la lucha… pienso que la pago en prisión”, concluyó.


Articulo publicado originalmente por RTV MARTI.