Cuba: propaganda y diplomacia como presión a EEUU

En las últimas semanas abundan entre la prensa oficial de la isla artículos y editoriales que en un tono más encendido denuncian los daños del embargo y lo que consideran "intentos injerencistas" de Estados Unidos.

Vista del resultado de la votación hoy, martes 27 de octubre de 2015, durante la sesión de la Asamblea General acerca de la resolución sobre el embargo de Cuba, en la sede central de Naciones Unidas en Nueva York (EE.UU.).

Vista del resultado de la votación hoy, martes 27 de octubre de 2015, durante la sesión de la Asamblea General acerca de la resolución sobre el embargo de Cuba, en la sede central de Naciones Unidas en Nueva York (EE.UU.).


(MARTÍ NOTICIAS) - Conga, consignas y juramentos son parte de la campaña que se realiza en Cuba para esperar la jornada donde en la ONU se vota una propuesta de la isla para condenar la política de EEUU sobre el embargo.

El resultado es predecible: desde hace años la votación es a favor de La Habana, sin embargo las autoridades no escatiman recursos parareclamar, en esta ocasión a Obama, algo que depende exclusivamente del voto del Congresode Estados Unidos.

En el oriente de Cuba, mientras algunos buscan cobijo y alimentos tras el paso del huracán Matthew, en las escuelas se organizan actividades que terminan con música y maestros y estudiantes “ coreando el estribillo de una canción amplificada por el audio local: "!Contra el bloqueo: preparen, apunten, fuego!", como informa el diario local de Guantánamo “Venceremos”.

La agencia EFE, en un informe desde la isla, reporta que “Cuba ha exprimido al máximo en las últimas semanas su maquinaria propagandística” lo mismo con artículos en la prensa oficial, que una intensa campaña en redes sociales y las habituales “movilizaciones sociales” que realizan lo mismo en la Universidad de La Habana que choferes de ómnibus jubilados.

“Tribunales contra el bloqueo acaecidos en barrios y asentamientos tuvieron lugar como parte de la Jornada de activismo femenino contra el imperialismo y el bloqueo”, son algunas de las actividades que se realizaron en Cuba, previo a la votación en la ONU.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, viajó a Nueva York para, con una postura oficial más beligerante que en el pasado, someter este miércoles a votación en la Asamblea General de la ONU su propuesta de resolución para que la comunidad internacional se sume a su reclamo de levantar el embargo a la isla, en vigor desde 1962.

El año pasado, recuerda EFE, la propuesta de resolución que Cuba presenta cada año en esa sede desde 1992 contó con el apoyo de 121 países, sólo con los votos en contra de EE.UU. e Israel.

Paralelo a la resolución, en la isla se ha organizado “una intensa campaña que busca sumar apoyos dentro y fuera” al tema y se “ha endurecido su discurso contra Estados Unidos, a pesar del deshielo diplomático iniciado hace casi dos años”.

En las últimas semanas abundan entre la prensa oficial de la isla artículos y editoriales que en un tono más encendido denuncian los daños del embargo y lo que consideran "intentos injerencistas" de Estados Unidos en la nación caribeña, que consideran que se mantienen a pesar de la normalización de relaciones."El bloqueo sigue en pie, con sus innumerables daños (...) además de los derivados ahora de una engañosa maniobra para intentar separar al pueblo de la institucionalidad revolucionaria, confundirlo, desunirlo y derrotarlo", señala el último editorial de la revista quincenal Bohemia.

En su edición especial del pasado domingo, el segundo diario del país, Juventud Rebelde -órgano de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC)-, destacaba que el embargo estadounidense pretende "aniquilar el ejemplo humanista de la Revolución", por lo que ha sometido a la isla a "un desgaste sistemático" al tratar de aislarla y negarle "beneficios" materiales. El diario Granma publicó un suplemento especial con infografías defendiendo su postura.

EFE destaca que el viceministro de Exteriores de Cuba, Abelardo Moreno, subrayó que mientras exista esa política, la isla presentará ante la ONU cada año esa resolución.

Según el informe "Cuba vs Bloqueo" -base de la resolución que se presentará mañana- las casi seis décadas de embargo a Cuba y sus efectos extraterritoriales han implicado para la isla unas pérdidas acumuladas de 753.688 millones de dólares, según el valor del oro, cifra que representa a precios corrientes 125.873 millones.

La campaña anti-bloqueo ha ido acompañada este año de una inusual movilización de la sociedad, especialmente de jóvenes estudiantes de diversos niveles de enseñanza, convocados al "Avispero contra el bloqueo", un acto festivo la semana pasada para demandar con música, baile y actos artísticos el fin de esa política.

Josefina Vidal, encargada en la cancillería de las relaciones con EEUU visitó la Universidad de La Habana y según la prensa oficial estuvo haciendo “aguijonazos de razones”, en el “avispero”. Las organizaciones oficialistas como la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) o la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) han organizado concentraciones similares durante la semana pasada y está por toda la isla, informa EFE.

La movilización también se ha llevado a las redes sociales, donde las etiquetas #YoVotoVsBloqueo,#CubaEsNuestra, #CubavsBloqueo, han servido desde hace un mes para exigir el levantamiento del embargo y comentar las últimas medidas aprobadas por el presidente estadounidense Barack Obama respecto a la nueva relación con la isla.

El pasado 14 de octubre Obama emitió una ambiciosa directiva presidencial en la que declaraba "irreversible" el deshielo con Cuba, además de relajar nuevas sanciones económicas del embargo, dos medidas que no han complacido del todo a las autoridades de la isla. Responsables de la Cancillería valoraron con mucha mesura su impacto, ya que consideran que el alivio de algunas restricciones del embargo beneficia más a EE.UU. que a Cuba y denunciaron los supuestos “propósitos injerencistas” que hay detrás de la directiva de Obama.