Sondeo: cubanos de Miami no apoyan el acercamiento entre EEUU y Cuba

Según encuesta de SurveyUSA, los exiliados abogan por condicionar las relaciones a apertura a la democracia en la isla

Presidente Obama junto a Raúl Castro. Foto NBC

Presidente Obama junto a Raúl Castro. Foto NBC


(DIARIO LAS AMERICAS). MIAMI - Paralizar el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre EEUU y Cuba, hasta que el régimen de La Habana no dé un giro hacia la democracia, así como un sentimiento de escepticismo acerca de lo que representa la muerte de Fidel Castro para dar pasos a una sociedad libre, son las conclusiones que sobresalen como resultado de una encuesta realizada por SurveyUSA entre cubanoamericanos de Miami-Dade , por encargo de la televisora America Teve y la Fundación Inspire America.

El sondeo fue realizado tras la muerte del exgobernante cubano y el 80% de los 600 encuestados aseguraron estar inscritos como votantes en el estado de la Florida.

A partir del resultado de este sondeo, de cada 12 personas encuestadas, 11 consideran injusto que el Gobierno de Raúl Castro retenga en sus arcas el 92% del salario que perciben los cubanos que trabajan para compañías estadounidenses en la isla.

Asimismo, el estudio demuestra que tres de cada cuatro cubanoamericanos consideran que las empresas estadounidenses no deben operar en Cuba mientras prevalezca esa retención de salarios.

De los encuestados para este estudio, uno de cada tres cree que la muerte de Fidel Castro facilitaría el cambio hacia la democracia, mientras más de la mitad asegura que la desaparición física del dictador no jugará un papel decisivo en la transición democrática en la isla.

Tras la muerte del dictador, seis de cada uno de los entrevistados sugirieron que Estados Unidos debe parar de hacer negocios con Cuba hasta que el actual régimen político no tome pasos precisos hacia la democratización de la isla.

El abogado Marcell Felipe, que preside Inspire America y es parte de la directiva de America TeVe, aseguró en conversación con DIARIO LAS AMÉRICAS que esta encuesta es la primera que se hace después de la muerte de Fidel Castro y de las elecciones presidenciales en EEUU

Apuntó que “difiere de la última encuesta que hizo la Universidad Internacional de la Florida en cuanto al universo de encuestados, teniendo en cuenta que los participantes fueron 600 ciudadanos estadounidenses”.

La encuesta se interesó por saber por quién votó la mayoría de los cubanoamericanos, uno de los temas más controversiales en torno a los recientes comicios.

Marcell hizo notar que los autores de la encuesta de FIU salieron a decir que los cubanoamericanos habían votado por Trump 52/48, que no había sido tanto el margen, Mauricio Claver Carone sacó un estudio de los precintos cubanoamericanos y dedujo que el margen tal vez fue mucho más amplio

La encuesta realizada por SurveyUSA arroja números que muestran una diferencia mucho más amplia entre Trump y Hillary que lo que se había dicho “porque las otras encuestas toman en cuenta precintos que son predominantemente cubanos, pero no exactamente el voto cubano”, apuntó Marcell.

Esta, según el abogado que encabeza la fundación Inspire America, “es la primera encuesta que refleja con más exactitud cómo votaron los cubanos y que el margen resultó más amplio de lo que se esperaba, a favor del presidente electo, Donald Trump.

Uno de los temas que mide el sondeo es si al cabo de dos años de la política de Obama y en vista de la muerte de Fidel Castro, el Gobierno de EEUU debería de continuar la política de acercamiento al régimen o debería insistir en que haya cambios en Cuba antes de continuar con la misma política.

También mide si las personas están de acuerdo con los opositores cubanos que no aprueban la política del presidente Obama

Igualmente aborda temas de la Ley de Ajuste Cubano, si está siendo abusada, si debe ser modificada para prevenir que alguien que llega con un estatus de refugiado tenga la posibilidad de regresar a Cuba cuando obtenga la residencia o si debería ser como es el caso de los otros exiliados políticos que no pueden regresar a sus países o pierden el asilo.

Marcell hizo notar que una pregunta que no se hizo en la encuesta realizada por FIU es si a las empresas americanas se les debe permitir hacer negocio en Cuba o retener empleados cubanos bajo el esquema laboral que existe en la isla que solo le paga al trabajador el 8% de lo que recibe el Gobierno de la empresa extranjera, por ese empleado.

La idea general:

Para Marcell Felipe, el principal propósito del estudio, es que se pueda utilizar como herramienta para que los candidatos o funcionarios del Gobierno sirvan mejor a la comunidad cubanoamericana.