Washington concede el permiso de trabajo al líder del Movimiento Democracia

Ramón Saúl Sánchez, líder del Movimiento Democracia. FOTO: ARCHIVO VOCES DE CUBA

Ramón Saúl Sánchez, líder del Movimiento Democracia. FOTO: ARCHIVO VOCES DE CUBA


(DIARIO DE CUBA). - El activista exiliado cubano Ramón Saúl Sánchez, líder del Movimiento Democracia, informó este lunes que recibió una notificación de permiso de trabajo de parte de las autoridades migratorias de Estados Unidos y no tendrá que abandonar el país, según reporta Notimex.

"Gracias a Dios y a ustedes por sus oraciones", escribió Sánchez en un mensaje en la red social Twitter al dar a conocer la noticia.

Sánchez, quien llegó a Estados Unidos hace 49 años, había informado que en abril el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) le había negado el permiso de residencia permanente en Estados Unidos, y le había pedido que abandonara el país.

El activista recibió esa notificación el 14 de abril pasado.

Willi Allen, el abogado del líder del Movimiento Democracia, dijo a Notimex que actualmente están en el proceso de obtener su residencia en un proceso que podría tardar "de siete a ocho meses".

Sánchez ha sido protagonista de una docena de huelgas de hambre en reclamo por los derechos humanos de sus compatriotas y ha liderado varias flotillas en aguas internacionales frente a las costas de Cuba para reclamar democracia en la Isla.

El activista dijo en abril pasado que pensaba que su orden de salida del país era "una represalia" por la fuerza que tomó una campaña que encabezó en favor de que los estadunidenses de origen cubano pudieran viajar en los primeros cruceros de Carnival a Cuba, como parte del deshielo de las relaciones entre Washington y La Habana.

Sánchez ha realizado más de cinco huelgas de hambre, varias campañas de desobediencia civil, flotillas frente a las costas cubanas y ha estado preso unas siete veces por su activismo.

Se incorporó a la lucha anticastrista a los 15 años, después de que su madre lo enviara al destierro en los llamados "vuelos de la libertad", mediante los cuales unos 300.000 cubanos llegaron a Estados Unidos entre 1965 y 1973, informa Notimex.

En Miami, donde viven más de 1,5 millones de cubanos es considerado un "héroe", pero el Gobierno cubano lo tacha de "connotado terrorista". Así lo presenta la estatal Ecured, donde es acusado de haber estado vinculado a organizaciones que intentaron sacar del poder a Fidel Castro.

Desde su juventud se incorporó a los movimientos que reclamaban el regreso a la democracia en Cuba, primero por la vía armada, y luego optó por la desobediencia pacífica.