Muy pronto en "Voces de Cuba" Juan Carlos González Leiva.

Juan Carlos González Leiva durante la entrevista con "Voces de Cuba"

Juan Carlos González Leiva durante la entrevista con "Voces de Cuba"

Este mes en "Voces de Cuba" presentamos el testimonio de Juan Carlos González Leiva; un incansable activista por los derechos humanos en Cuba. Nació en la ciudad de Ciego de Ávila, en el seno una familia humilde y reside en La Habana desde mediados del 2007. 

Ha fundado numerosas agencias de prensa y bibliotecas independientes por toda la isla que rompen con la censura estatal. 

Perdió totalmente la visión en 1990 después de batallar problemas de la vista desde su infancia, lo que lo llevó a fundar la Fraternidad de Ciegos Independientes Cubanos

En el 2007 fundó el Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba.

Juan Carlos es un cristiano devoto, miembro de la iglesia bautista, quien ostenta principios éticos muy enraizados sobre justicia y libertad. 

Rodaje de "Voces de Cuba" con Juan Carlos González Leiva

Rodaje de "Voces de Cuba" con Juan Carlos González Leiva

Ha pagado un precio muy alto por su consecuente defensa de los derechos humanos. En marzo del 2002, luego de sufrir numerosas detenciones de corto plazo, fue atacado violentamente junto a otros doce activistas por manifestarse pacíficamente frente a un hospital en Ciego de Ávila en apoyo de un periodista independiente detenido. Juan Carlos recibió varios golpes en la cabeza que requirieron sutura y fue arrestado. Durante 26 meses padeció condiciones infrahumanas en prisión. Se le negó el uso de sus espejuelos, bastón y biblia en braile, fue sometido a torturas psicológicas y contaminaron su celda y comida con drogas psicotrópicas. 

Negándosele tratamiento médico, su salud sufrió hasta el punto de temerse por su vida. Finalmente fue sometido a juicio en abril del 2004 y sentenciado a cuatro años de arresto domiciliario por los “crímenes contra el régimen” de desorden público, desacato, desobediencia, y resistencia.

Víctima de continuas persecuciones, amenazas y detenciones, Juan Carlos y su familia, han sido también objeto de masivos “actos de repudio". 

Nada de esto ha mermado la perseverancia de su gesta pacífica.