Desde ahora también podrás acceder al contenido audiovisual de "Voces de Cuba" desde Diario Las Américas.

Desde este mes unimos fuerzas con Diario Las Américas para que las voces se oigan más alto y más fuerte.


Desde este mes también podrás acceder al contenido audiovisual de "Voces de Cuba" desde la página web del periódico en español más antiguo de Miami; Diario Las Américas.

En www.diariolasamericas.com presentaremos las entrevistas que hemos estado publicando aquí en nuestra página oficial, en un nuevo formato más compacto de alrededor de 5 minutos cada una, mientras que en vocesdecuba.com seguiremos difundiendo las entrevistas completas.

La primera entrega en este nuevo formato es la entrevista a la Dra. Aida Levitan que ya se encuentra publicada en el sitio del diario y a la que ya puedes acceder haciendo click aqui.

Agradecemos a quienes desde Diario Las Américas propician el desarrollo de esta idea, en especial a su director Osmín Martínez y a Iliana Lavastida por todo el apoyo y predisposición para hacer posible esta colaboración.

Para el lanzamiento de este proyecto Diario Las Américas publicó hoy el reportaje que el periodista Luis Leonel León le realizo a nuestro director Jeffrey Puente García acerca de "Voces de Cuba" y que reproducimos a continuación.


Un espacio para las voces prohibidas en Cuba

Voces de Cuba, un proyecto audiovisual que recrea la historia reciente de la isla, apoyado en testimonios de quienes saltaron las barreras de la dictadura

Equipo de Voces de Cuba con su entrevistado Carlos Alberto Montaner.  (SERGIO VALENS)

Equipo de Voces de Cuba con su entrevistado Carlos Alberto Montaner.  (SERGIO VALENS)


MIAMI.- Inspirado en testimonios de cubanos que han saltado las barreras informativas e ideológicas impuestas por la dictadura castrista, el realizador Jeffrey Puente decidió fundar el proyecto Voces de Cuba con el que a través del recurso audiovisual, cuenta la historia reciente de su país.

“La idea de esta serie de entrevistas surgió en 2013, cuando el Estado cubano, después de más de 50 años, permitió a algunos de sus ciudadanos poder viajar al extranjero. Digo algunos porque no a todos les está permitido viajar aún. Cuba sigue siendo un Estado totalitario”, dijo Puente en entrevista con DIARIO LAS AMÉRICAS.

Para el realizador, exiliado desde 2009 en el sur de la Florida, el proyecto fue una gran oportunidad de poder reencontrarse y conocer a otros miembros de la sociedad civil cubana, y poner a su disposición un medio tan eficaz y poderoso como es la confluencia de la imagen y el sonido en función de la verdad.

Voces de Cuba siempre fue pensado como una serie de entrevistas para Internet, sin límites de tiempo ni cortes comerciales: “Una de nuestras premisas es que cada capítulo dure lo que tenga que durar, dependiendo de la historia de que se trate, intentando ir en contra de la inmediatez que predomina en los medios y procurando recuperar la importancia de los silencios y la conversación. Pero el proyecto sería fácilmente adaptable a un formato televisivo, atractivo, interesante”.

Puente comenzó a idear y producir el proyecto junto al realizador argentino Sergio Valens, quien se encarga de la edición, el diseño gráfico y la voz en off de la introducción de cada capítulo. Pero inmediatamente se les unió un pequeño grupo de amigos que, al igual que Puente, habían estudiado cine en Cuba. El núcleo lo forman el director de fotografía Yoel Álvarez, el sonidista Héctor Núñez Estévez y Karelia Fernández como asistente de producción. Y desde la tercera temporada cuentan con la producción periodística de la escritora y activista cubana exiliada Janisset Rivero, que ha sido integrante activa de organizaciones que apoyan la democratización en Cuba.

“Todos con una excelente calidad profesional y humana. Les agradezco tanto su complicidad. Formamos un equipo con diversidad de pensamiento. Además de ser nuestro humilde aporte a la causa por la libertad de Cuba, es una buena excusa para reunirnos, debatir, informarnos y mantenernos activos en nuestras profesiones, ya que aún algunos de nosotros no hemos tenido la oportunidad de insertarnos laboralmente en los medios locales”, apuntó el director, natural de la provincia de Pinar del Río, en el occidente de Cuba, quien además de cine estudió teatro en La Habana.

“Sergio y yo residimos en Key West, donde nos desempeñamos en oficios que nada tienen que ver con la comunicación. Podríamos decir que cada dólar que ahorramos lo destinamos a la realización de Voces de Cuba. Y tenemos la inmensa suerte de que todo el equipo trabaja ad honorem”, reveló Puente, premiado por sus documentales 25Km, 72Hrs y Para subir al cielo.

“Todo lo que hemos hecho ha sido lo que nuestros recursos y la ayuda desinteresada de amigos que simpatizan con el proyecto nos ha permitido. Claro que nos gustaría poder contar con patrocinios. Sería un gran apoyo, pues tenemos que viajar constantemente a Miami para realizar las entrevistas, comprar y mantener equipos, sustentar la página web. Todos los gastos de producción que implica un trabajo como éste, hasta el momento van por nuestra cuenta. Estamos abiertos al apoyo financiero, pero sólo de personas que crean sinceramente en este esfuerzo, y siempre y cuando los posibles donantes no condicionen los contenidos y objetivos de la serie”, precisó.

Puente y Valens viajan 4 horas desde Los Cayos del sur de Florida hasta Miami, generalmente fines de semana, para filmar tres o cuatro entrevistas que previamente han concertado. Algunos de los invitados residen en Cuba y están en EEUU sólo por unos días y con una agenda ajustada, otros, son cubanos radicados en EEUU. Las locaciones escogidas para las entrevistas usualmente son casas de amigos, simpatizantes del proyecto o miembros del equipo. Al final de la jornada todo el equipo se reúne para cenar y evaluar el día de rodaje. Luego Puente y Valens regresan a Key West donde realizan la postproducción.

“Nuestro propósito es que los cubanos tengan un espacio para hablar abiertamente de su lucha, su vida personal y cotidiana en la isla. La férrea censura y la constante manipulación de los medios de comunicación no les da espacio alguno, no sólo a los opositores sino a todo el que se atreva a pensar diferente. Este proyecto es para esas voces del pueblo que el régimen no quiere que le hablen al pueblo”, manifestó el realizador del proyecto.

En Voces de Cuba no sólo se apela a vivencias, denuncias, análisis y rescate de la historia. Es también un espacio para animar la reconstrucción del civismo perdido de los cubanos. “La política necesita de los valores cívicos y éticos para lograr la democracia representativa que anhelamos para Cuba. Y es algo que hay que hacer y hacer, sin descanso. A veces con algunos entrevistados notamos cuánto han distorsionado esos valores en casi seis décadas de comunismo”, expresó.

Cada uno de los capítulos le ha hecho descubrir al realizador fragmentos de una historia, que a pesar de haber vivido 30 años en su país, desconocía al igual que millones de cubanos:

“Nos interesa rescatar la historia y a la vez mostrar el lado humano de nuestros invitados, a quienes muchas veces sólo vemos en los medios reflejando su faz más combativa. Más allá de que cada capítulo tiene una carga emotiva, los que más me han marcado son los que realizamos con los activistas que viven en Cuba, quienes padecen a diario toda clase de atropellos y arriesgan sus vidas al regresar a la dictadura después de denunciar internacionalmente las afrentas y vejámenes a los que son sometidos. Historias que me hacen sentir ínfimo ante ese compromiso que estos cubanos valientes tienen con la verdad, con la justicia y con la recuperación de la libertad”.

La historia de Cuba desde hace más de medio siglo es una historia de continuo dolor. Éxodos, separaciones, muertes por pensar diferente o querer escapar de la isla, doble moral, miserias de todo tipo. Voces de Cuba es también una serie sobre el dolor de los cubanos y cómo superar no sólo el dolor sino también el miedo:

“Sin duda el dolor es quizás el común denominador que nos separa y nos une como país. Pero muchas de las historias que mostramos retratan la superación del miedo, la esperanza y la voluntad de seguir luchando por la libertad a través de generaciones por más que las condiciones sigan siendo adversas. Hay también historias fuertes que me generan un constante cuestionamiento acerca de dónde debería estar. A veces me pregunto si en este momento no debería estar en Cuba apoyando de manera más directa o formando parte de algún grupo de oposición”.

El capítulo de Voces de Cuba dedicado a las víctimas del Remolcador 13 de Marzo, donde murieron 41 personas, incluidos 10 niños de entre seis meses y 12 años de edad, por órdenes expresas del régimen; el relato de Sirley Ávila León, una campesina a quien le mutilaron una mano con un machete por reclamar los derechos de los campesinos de su comunidad, también la entrevista a Sylvia Iriondo, testigo presencial del derribo de dos avionetas de Hermanos al Rescate, hace 21 años, donde resultaron asesinados cuatro personas, son algunos de los testimonios clave de la historia casi no contada, que los cubanos de las más recientes generaciones desconocen y que Voces de Cuba se dedica a rescatar y compilar.

Desde el sábado 25 de febrero, en el módulo de video de Diario las Américas T.V., bajo el agrupador Voces de Cuba, quienes visiten www.diariolasamericas.com tendrán disponibles estos audiovisuales. Los primeros cinco se corresponden con los testimonios de Aida Levitan, Bertha Antúnez, Karina Gálvez Chiu, Ramón Saúl Sánchez y Roberto San Martín.


Reportaje realizado por Luis Leonel León publicado originalmente en Diario Las Américas