"SOBRE FLEXIBILIZACIONES Y FRACASOS EN LAS RELACIONES EE.UU.- CUBA" por Pedro Arencibia

 

Primero dejar bien claro lo siguiente: en una entrevista dada al diario El Tiempo por el     expresidente uruguayo José Mujica sobre su libro "Una oveja negra al poder. Confesiones e intimidades de Pepe Mujica" se lee: "El papel por la paz de Colombia –dice el libro– le abrió otros espacios como mediador internacional, y menciona cómo empujó el acercamiento entre Cuba y Estados Unidos, en reuniones con Fidel Castro y el presidente Barack Obama.". Luego está aclarado,  que Raúl Castro no está  desmantelando al Castrismo ni nada parecido; además, el Castrismo ha sido cambiante en el ejercicio de su tiranía. Fidel Castro estaba en pleno ejercicio de sus facultades dictatoriales cuando aprobó el establecimiento de Oficinas de Intereses en La Habana y Washington,  los viajes a Cuba de la comunidad cubano-americana, la despenalización del dólar y la creación de las tiendas por divisas, etc. pese a lo afirmado por él con anterioridad en varios de sus discursos.

Después de señalar lo lo anterior, diré que el Embargo de EE.UU. a la tiranía de Cuba es una estrategia que desde 1966 no se aplica con todo rigor, y que la supuesta nueva estrategia para liberar y democratizara Cuba mediante las relaciones diplomáticas y la entrada a Cuba de turistas y empresarios extranjeros no es en nada nueva y ha fracasado en sus 25 años de aplicación por otros países del mundo; en particular, por países de la Unión Europea.

Se habla de una vieja política de más de 50 años de EE.UU. que no ha dado resultado respecto a la tiranía Castrista. Planteamiento falso ya que la política respecto a la tiranía cubana (al igual que la de la tiranía que oprime a Cuba) ha cambiado ostensiblemente en este más de medio siglo; Algunos ejemplos son:

  •  Apoyo de parte del gobierno de los EE.UU. a la insurrección en contra del régimen de Fulgencio Batista; apoyo que puede leerse en el libro En el último año de aquella República, de Ramiro J. Abreu (ex oficial del MININT y funcionario del Departamento América del Comité Central del Partido Comunista de Cuba en los años ochenta del pasado siglo XX, años en que fue publicado dicho libro en Cuba; libro prologado por Carlos Rafael Rodríguez, entonces miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba) y por el rápido reconocimiento al régimen Castrista impuesto después del 1 de enero de 1959. Ese reconocimiento ha sido el reconocimiento más rápido en las relaciones entre Cuba y EE.UU en la historia republicana cubana.  Otros ejemplos que avalan lo anterior son el Embargo de armas al régimen de Batista;  las cartas de petición y agradecimiento de Frank País a las autoridades del Consulado de EE.UU. en Santiago de Cuba por la ayuda prestada para que revolucionarios del Movimiento 26 de Julio, M-26-7,  escaparan de Cuba (en particular: Lester Rodríguez,  el llamado ¨gordo¨ en una de esas cartas) y le dieran refugio en territorio norteamericano; el tercer ejemplo es el de hacerse de ¨la vista gorda¨ ante el envío de armas y expediciones de revolucionarios desde el territorio norteamericano para combatir al régimen de Batista. Algunas de esas armas se introdujeron a través de la Base Naval de Guantánamo de los EE.UU..
  • Apoyo a la insurrección armada en contra de la recién impuesta dictadura Castrista y la posterior eliminación de ese apoyo, así cómo la persecución en territorio y aguas norteamericanas a los grupos cubanos anti Castristas que por la vía armada intentaban derrocar al Castrismo.
  • La creación e implementación del Embargo norteamericano en contra de la dictadura totalitaria en Cuba fue, fundamentalmente, una respuesta al robo de las propiedades norteamericanas en Cuba;  robo que se extendió a las propiedades de españoles, chinos, etc. y que ascendió a más de 1000 millones de dólares. La tiranía no quiso llevar a los tribunales de justicia de Cuba la supuesta nacionalización para discutir los precios y las formas de pagos de esas propiedades, que era la forma indicada por la Constitución de 1940 para las nacionalizaciones. Es preciso decir que realmente lo que se hizo no fue una nacionalización sino la estatalización de esas propiedades ya que el Estado se adueñó de ellas. La dictadura tampoco les pagó a los españoles, chinos, etc.; sí tengo entendido que le pagó a los canadienses algunas de las pocas propiedades que tenían en Cuba. Los norteamericanos no quisieron aceptar ¨lo toma o lo deja¨ que le ofreció la dictadura,  aunque ya señalamos que a los nacionales de los otros países tampoco les pagó pese a que ellos no asumieron la posición norteamericana. El conciliador embajador estadounidense Philip Bonsal, quien sustituyó a Earl Smith, escribió sobre cómo fueron esos hechos en lo relativo a las propiedades de las tierras de norteamericanos afectadas por la primera Ley de Reforma Agraria, firmada por Fidel Castro el 17 de mayo de 1959. Con los años,  el Embargo se fue suavizando por los diferentes gobiernos norteamericanos y muy en particular por los 22 años de gobiernos delos Presidentes Bill Clinton, George W. Bush y el propio gobierno de Barack Obama, flexibilizaciones que llegaron a situar a Estados Unidos Unidos como el quinto socio comercial de la tiranía Castrista, la cual monopoliza el comercio entre ambos países por el artículo 18 de la Constitución Socialista de Cuba,  y el mayor emisor de ayuda humanitaria hacia Cuba llegando a alcanzar en el año 2014 más de 6000 millones de dólares anuales: 2000 millones en remesas y el resto en artículos que llevan los viajeros o que envían cubanos a familiares y amigos. Algunas flexibilizaciones claves fueron: 
  1. En 1975, la presidencia de Gerald Ford (1974-1977),  no presentó  oposición a la decisión de la Organización de Estados Americanos de eliminar algunas sanciones contra la dictadura que oprime a Cuba desde hace 56 años. Esas sanciones fueron tomadas por la injerencia y las invasiones militares que la flamante tiranía Castrista practicó desde marzo-abril de 1959 con las invasiones armadas a Panamá, Nicaragua, Santo Domingo, Haití, etc. las cuales están ampliamente detalladas en el libro Las Guerras Secretas de Fidel Castro del ex diplomático Castrista Juan F. Benemelis. A finales de ese año 1975 la dictadura totalitaria respondió, mediante tropas regulares,  inmiscuyéndose en la guerra de facciones de Angola aliándose con el MPLA que era la facción apoyada por la Unión Soviética. 
  2.  El Presidente Gerald Ford también eliminó el embargo al comercio de Cuba con subsidiarias de corporaciones norteamericanas en terceros países.
  3.   La Ley de Democracia Cubana o Ley Torricelli (aprobada el 23 de agosto de 1992) reimpuso el embargo al comercio de Cuba con subsidiarias de corporaciones norteamericanas en terceros países;  su antecedente; la Enmienda Mack,  había sido implícitamente vetada por George Bush en 1990. 
  4.  Durante la administración de Bill Clinton (1993-2001) suavizó las restricciones a los intercambios persona a persona y la venta al contado de alimentos y medicinas para Cuba; es importante volver a señalar que el artículo 18 de la Constitución Socialista de Cuba plantea que el Comercio Exterior es prerrogativa única y exclusiva del Estado Castrista. La Ley deLibertad Cubana y Solidaridad Democrática o Ley Helms-Burton fue firmada, sin mucho entusiasmo, por el Presidente Clinton como respuesta al brutal asesinato de tres ciudadanos americanos (uno de ellos veterano de guerra) y un residente permanente mediante el derribo en aguas internacionales de dos avionetas civiles desarmadas que se ocupaban de la labor humanitaria de rescatar balseros cubanos que escapaban de la tiranía Castrista; el importante Título III de dicha ley nunca ha sido aplicado. El Presidente George W. Bush reimpuso limitaciones a los viajes de cubanos a Cuba como respuesta a la ola represiva de la tiranía Castrista contra opositores y disidentes pacíficos en Cuba; ola represivaconocida como la Primavera Negra del 2003, que dio lugar al encarcelado Grupo de los 75 durante más de 7 años y el destierro de la mayoría de ellos y de sus familiares. La tiranía mantuvo, usando para ello diferentes recursos dictatoriales, la facultad dictatorial de determinar quienes eran los cubanos que podían visitar Cuba y cuáles no. Posteriormente,  en el año 2009, el Presidente Barack Obama las suavizó de nuevo y eliminó, prácticamente, todas las restricciones estadounidenses sobre los viajes de cubanoamericanos a Cuba y sobre las remesas enviadas desde EE.UU. a Cuba. La tiranía Castrista siguió manteniendo en su poder, usando diferentes subterfugios,  la facultad de decidir quienes eran los cubanos que podían salir de Cuba o visitarla y cuáles no;  imperativos económicos la compulsaron a extender (a dos años) el tiempo de las Salidas Temporales antes de declararlas Salidas Definitivas para aprovechar las ventajas de la Ley de Ajuste Cubano para la obtención de la Residencia Permanente, así como la ayuda económica federal que reciben algunos cubanos por su edad o por su jubilación.

 La política del Embargo ha sido particularmente eficiente para:

  1. Que otros países de Latinoamérica y de otras partes del mundo no se roben propiedades norteamericanas.
  1. Limitar significativamente la subversión terrorista del Castrismo a otros países después de la desaparición del Socialismo en Europa del Este; se buscaron otros métodos como fue la vía de las elecciones mediante las directrices del Foro de Sao Paulo, Brasil.
  1. Limitar, en cierta medida, la crudeza de la represión en Cuba; un ejemplo de esto último es la moratoria de la pena de muerte en Cuba dada la necesidad para la tiranía de mostrar una imagen menos violenta para con ella atraer inversiones y fondos financieros de otros países. La tiranía se dio cuenta de ello ante el rechazo internacional (incluyendo personas de izquierdas simpatizantes de la Revolución Castrista)  por los últimos fusilamientos en Cuba,  que fueron los de los tres secuestradores de la lancha Baraguá  en 2003 para irse a los EE.UU. pese a que ellos no derramaron una gota de sangre en ese acto delincuencial.  Sin la subvención del campo socialista, en particular la de la URSS, y dado el Embargo norteamericano, la tiranía se dio cuenta que tenía que suspender los fusilamientos y cambiar los métodos de represión y de eliminación de sus opositores más incómodos.

Otros ejemplos de la dinámica de la política norteamericana en este más de medio siglo de opresión son

  • La creación, por iniciativa del Presidente James Carter,  el 1 de septiembre de 1977 de Oficinas de Intereses en ambos países con todo lo que eso representa en cuanto a comunicación entre el gobierno de EE.UU. y la tiranía Castrista, pues prácticamente la de EE.UU. en La Habana tiene, en principio, toda las potestades de una dependencia consular de los EE.UU. en el Exterior; en https://es.wikipedia.org/  se lee: ¨Las funciones de USINT son similares a la de cualquier representación de EE.UU. en el exterior: Servicios Consulares, una sección Política y Económica, un Programa Diplomático, y procesamiento a refugiados único para Cuba. Los objetivos de USINT en Cuba son promover una transición pacífica a un sistema democrático basado en el respeto al estado de derecho, derechos humanos individuales y apertura de los sistemas económicos y comunicacionales. Las relaciones bilaterales se basan en Acuerdos Migratorios, diseñados para promover una migración segura, ordenada y legal, el Acuerdo de Secciones de Interés , y los esfuerzos por reducir las amenazas globales del Crimen y narcóticos.¨. Luego desde 1977 existe un formal y eficiente canal de comunicación entre Estados Unidos y la dictadura totalitaria de Cuba. También es justo señalar que desde 1959 y con todos los gobiernos estadounidenses han existido canales de comunicación cuando ellos han sido necesarios ante situaciones especiales.  Formalmente, los asuntos sobre la Base Naval de Guantánamo eran los que debían tratarse a través de la Embajada de Suiza, aunque en la práctica eso ha cambiado mucho con los años.
  •  En marzo de 1977 el Presidente Carter autorizó los viajes de cubanos residentes en los EE.UU. a Cuba y envíó a La Habana a varios senadores demócratas para que se entrevistaran con Fidel Castro, los cuales fueron en compañía de 90 hombres de negocios norteamericanos. En julio de 1979 se reanudaron los vuelos entre EE.UU. y Cuba, suspendidos desde 1962. Por cierto, es muy poco probable que el turismo de los norteamericanos ayude a producir los cambios en Cuba. Millones de turistas que han visitado Cuba (millones de ellos con conocimientos del idioma español) no han producido cambios estructurales en Cuba; los norteamericanos no son diferentes al resto de los turistas salvo que son turistas más gastadores que los canadienses, españoles, latinoamericanos, alemanes, etc.. Sin embargo,  un factor (aún mayor que el idioma) que limitará significativamente la actividad e interrelación entre los turistas norteamericanos y el pueblo cubano es la injusta cárcel de 5 años de Alan Gross, un inocente contratista de la USAID. Alan Gross entró a Cuba con equipos electrónicos que fueron revisados por la aduana Castrista; eran equipos que en cualquier país democrático son adquiridos en las tiendas especializadas en equipos electrónicos. Gross fue acusado de espionaje por ayudar a un grupo de judíos cubanos a conectarse a la Internet mediante la vía satelital; luego el turista norteamericano irá a Cuba a pasear, tomar sol,  tener sexo, fumar tabacos, beber ron cubano, etc., pero no hará  cosas que le disguste a la tiranía cubana, pues no querrá convertirse en otro Alan Gross pues una de las cosas que más le desagrada a la tiranía es que las personas hablen de democracia y libertad.
  • En febrero de 1996 el gobierno de EE.UU.  anunció, a través de Richard Nuccio, el asesor especial para asuntos cubanos del Presidente Bill Clinton, que autorizará a operar a las Organizaciones No Gubernamentales (ONG)  para el incremento de la cooperación no gubernamental norteamericana con "la emergente sociedad civil cubana", y que esas operaciones desbordan los ámbitos clásicos de la ayuda humanitaria: actividades agrícolas, periodísticas, científicas, académicas y programas de autoempleo. Esa política de ¨fortalecimiento de la sociedad civil cubana¨ ha continuado hasta el día de hoy independientemente del partido político del inquilino de la Casa Blanca; luego lleva establecida más de 20 años. Una observación: desde el 1 de enero de 1959 hasta el 13 de marzo de 1968, día en que comenzó la llamada Ofensiva Revolucionaria, hubo aproximadamente 60.000 negocios particulares de cubanos y esos negocios y negociantes no cambiaron para nada el curso de la tiranía. Esa política de ¨fortalecer la sociedad civil en Cuba¨, sugerida por Richard Nuccio e iniciada por Bill Clinton, provocó que se desecharan el tomar políticas agresivas, no necesariamente bélicas, hacia la dictadura en momentos en que la tiranía estaba al borde del colapso económico (una disminución en sus importaciones del 37%), quebrado su supuesto sustentamiento ideológico (el marxismo-leninismo) y un Fidel Castro con claras muestras de desgaste físico y mental. Esta política le permitió ganar tiempo y sobrevivir a la tiranía en esos años 90s antes de ascender Hugo Chávez al poder en 1998. Hago la observación que si bien el ¨desmerengamiento¨ del Socialismo en Europa del este fue en 1989, realmente ¨los rusos¨ y sus contratos se fueron de Cuba en 1992. En ese intervalo de tiempo que va de 1992 hasta 1998 fueron:
  • 1)  la diáspora cubana (incluyendo al Exilio) al ayudar a sus amigos y familiares con sus remesas monetarias y envíos de artículos;
  • 2)  las inversiones de España y de otros países (sobre todo las inversiones hoteleras) y
  • 3) el turismo internacional (en particular canadienses y españoles) las que hicieron posible que el Castrismo sobreviviera. Eran los tiempos en los que los miembros del represor MININT que después de 25 años de servicios pedían el retiro, eran considerados traidores y que los militares no salían de noche vestidos con el uniforme militar para no recibir pedradas o insultos en medio de los largos y frecuentes apagones que tenían muy indispuesta a la población cubana conjuntamente con la gran escasez de alimentos. Fueron los tiempos en que se llevaron a cabo protestás públicas en diferentes partes del país, aunque la más conocida fue la conocida con el nombre de El Maleconazo el 5 de agosto de 1994 en la ciudad de La Habana.

La experiencia personal que tengo es que en Cuba los pequeños empresarios que son exitosos, lejos de hacerse independientes del Estado se hacen (en su gran mayoría) más sumisos al Castrismo. El ser señalados como personas contrarias o indiferentes al Castrismo hacen a sus negocios y personas muy vulnerables ya que el sistema impositivo cubano para los cuentapropistas (nombre en Cuba de los incipientes empresarios cubanos) está diseñado de tal manera que la única forma de que un cuentapropista obtenga ganancias es llevando a cabo ilegalidades (sin contar que la ambición de obtener mayores ganancias los hace aún más vulnerables)  además del hecho de que en Cuba no hay almacenes mayoristas para los cuentapropistas ni ellos pueden comprar sus mercancías directamente en el exterior; las recientes medidas en contra de ¨las mulas¨ es un ejemplo.

 Esas dos circunstancias y el hecho de los muy altos precios de los productos en las tiendas por moneda dura (CUC) hacen que el cuentapropista no obtenga ganancias si no delinque comprando productos robados al Estado o comprando en la ilegal bolsa negra, lo cual es un delito por el cual pueden retirarle la licencia, además de ser multado o encarcelado.

Recuerdo que durante la administración de Bill Clinton se aprobó en EE.UU. la venta directa de productos para la agricultura a los campesinos en Cuba. La tiranía prohibió que se llevaran a cabo esas ventas. El totalitarismo Castrista admite a discreción la disidencia económica pero no la disidencia política;  los cuentapropistas y empresarios en Cuba tienen los pies de barro y el tejado de vidrio. La solución es evidente para aquellos cuentapropistas y empresarios (extranjeros o cubanos)  que desean ser exitosos. El caso del empresario chileno Max Marambio, incluyendo la muerte del administrador de una empresa suya en Cuba, es un ejemplo de que la tiranía no tiene tampoco en cuenta los servicios que esa persona le haya prestado con anterioridad cuando hay dinero y propiedades de por medio. En las manos de la dictadura están los medios para eliminar de manera masiva o puntual al cuentapropista o al inversionista extranjero.

  En añosrecientes Cuba importa aproximadamente el 80% de los alimentos que consume y en el año 2005 EE.UU. fue el mayor proveedor de alimentos. La dictadura totalitaria de los Castro no publica las cifras de importaciones de alimentos desde EE.UU.:

 

  • Hace casi dos décadas se autorizaron a compañías norteamericanas telefónicas establecer comunicaciones con Cuba. Por cierto, lo que se ha logrado es que la inmensa mayoría de la población se autocensuren en sus conversaciones telefónicas, luego no hay seguridad o garantía de que las compañías norteamericanas de comunicaciones y de Internet ayuden grandemente a los cambios en Cuba. Algunos de los factores que hay que tener en cuenta para no crearse ilusiones son:
  1. El monopolio de las comunicaciones en Cuba lo tiene la compañía estatal ETECSA, la cual tiene como socia a una compañía privada italiana. La sociedad está establecida de tal manera que la policía política (Departamento de Seguridad del Estado o DSE)  tiene total control de las comunicaciones en Cuba, incluyendo el ¨pinchado¨ o escucha y la interrupción de las llamadas. Esas compañías se reparten, conjuntamente con compañías norteamericanas, el dinero producto de las descomunales tarifas telefónicas entre Cuba y el resto del mundo. Por ejemplo: entre teléfonos fijos de España y EE.UU. la tarifa es de menos de 2 céntimos de dólar el minuto; entre Cuba y EE.UU. es cercano a un dólar y siempre mayor a 50 céntimos. No hay garantías de que la tiranía ceda en el control de las comunicaciones. Tengo conocimiento que durante la visita del Papa Benedicto XVI las comunicaciones de los reporteros extranjeros con sus agencias de noticias fueron interrumpidas cuando un cubano, hoy en el Exilio, gritó ¨abajo el Comunismo¨ cerca de la tribuna donde estaba el Sumo Pontífice y fue rápidamente tomado preso y hasta golpeado por un supuesto camillero de la Cruz Roja. Un reportero extranjero me contó ese hecho.
  2.   La tiranía de los Castro no ha ampliado el acceso a Internet de la población cubana de la isla (que es el 5%)  porque así lo ha querido; su objetivo es mantener el bloqueo informativo a su población.  Tal es así que desde hace ya algún tiempo hay un cable (operativo desde hace dos años aproximadamente)  de fibra óptica en Cuba que parte de Venezuela mediante el cual se hubiera elevado significativamente el acceso de los cubanos a la Internet y el régimen no lo ha hecho. Dicho cable es utilizado por las empresas estatales y algunos privilegiados que son personas confiables para la tiranía. Pero veamos el ejemplo chino: China tiene Internet, pero es una Internet restringida de tal manera no se tiene acceso a sitios que la policía política china considera perniciosos para la población.
  3. En Cuba el que no tiene información alterna a la oficial es que no le interesa o no desea pasar el riesgo o el trabajo de encontrarla. A Cuba entran muchas radioemisoras de onda corta de muchos países del mundo y Radio Martí transmite diariamente desde el 20 de mayo de 1985; es cierto que en Cuba se oye con dificultad, por la interferencia de la dictadura,  pero se oye al igual que otras emisoras del sur de la Florida. No olvidemos que la gran cantidad de visitantes cubanos y extranjeros a Cuba desde 1978 es una fuente de información verbal, aunque ahora a esta hay que añadirle la información que llega por manos propias mediante soportes magnéticos y ópticos, además de la tradicional en papel y la que llega mediante las antenas parabólicas ilegales, sin olvidar la que se extrae de Internet de manera furtiva de las empresas e instituciones gubernamentales .

La política o estrategia iniciada el 17 de diciembre de 2014 que supuestamente llevará a la liberación y democratización de Cuba según plantean algunos fervientes impulsores de ella, no es en nada nueva ya que la han llevado a cabo el resto de los países del mundo hacia la dictadura Castrista,  pues:

  1.  Siempre han tenido relaciones diplomáticas con ella
  2.  Sus gobiernos nunca le han decretado un Embargo, han hecho inversiones en Cuba, etc..
  3.   Sus nacionales han tenido la posibilidad de invertir en Cuba.

Y, sin embargo,  Esa política no ha dado un resultado significativamente positivo para el pueblo cubano en cuanto a libertad y democracia y prosperidad económica y mucho menos un   ¨empoderamiento¨ de la sociedad civil cubana. Veamos lo que expresó una organización no gubernamental europea hace más de 20 años sobre esa mal llamada nueva política hacia Cuba ¿o es que creemos que los norteamericanos son magos que tienen la varita mágica de Harry Potter que acabará con la tiranía de la Junta Militar Castrista encabezada por éste otro Innombrable (referencia con el que el gran arquitecto Nicolás Quintana aludía a Fidel Castro), émulo del Lord Voldemort o «Quien-Tú-Sabes», «El-Que-No-Debe-Ser-Nombrado»  del libro Harry Potter y la Piedra Filosofal) y por su hermano General-Presidente-Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba?

LA ORGANIZACIÓN CATÓLICA-HOLANDESA PAX CHRISTI RECONOCIÓ QUE ESTABAN EQUIVOCADOS CUANDO PENSARON QUE LAS INVERSIONES EXTRANJERAS PODRÍAN ESTIMULAR UN RELAJAMIENTO DEL SISTEMA POLÍTICO Y ECONÓMICO DE LA ISLA,  Y QUE ESAS INVERSIONES BENEFICIAN A UN GRUPO BIEN SELECTO, NO AL PUEBLO CUBANO, Y QUE SIRVEN PARA QUE EL RÉGIMEN SIGA EN EL PODER SIN CAMBIO ALGUNO EN SU POLÍTICA INTERNA. EN EL INFORME SE HACE ECO DE LA PREOCUPACIÓN DE LOS GRUPOS DISIDENTES ANTE EL POSIBLE ¨INICIO DEL DESHIELO ENTRE LA UNIÓN EUROPEA Y CUBA¨. PAX CHRISTI PLANTEA QUE SU POSICIÓN ES QUE NI EL AISLACIONISMO NI LA COOPERACIÓN SIN CONDICIONES CONLLEVAN LA SOLUCIÓN PARA LA CRISIS CUBANA Y PROPONEN LA PRESIÓN INTERNACIONAL PARA HACER UN DIÁLOGO EN Y CON CUBA. EL INFORME PLANTEA QUE LA UNIÓN EUROPEA NO SÓLO TIENE LA POSIBILIDAD SINO TAMBIÉN LA RESPONSABILIDAD DE EJERCER ESTA PRESIÓN.