OPINIÓN:"LA HORA DEL PUEBLO LLEGARÁ" por Regis Iglesias Ramírez

regis-2-1.jpg

En febrero el régimen cubano prepara un aquelarre con el que pretende consolidar el continuismo de una tiranía que data ya 60 años.

Después de la muerte e incineración de Fidel Castro en 2016, con su hermano el general Raul al frente del partido comunista, único legal y por imposición constitucional “la fuerza rectora de la sociedad” y su protegido Diaz Canel nombrado “presidente del Consejo de Estado y Ministros”, llega el turno de “refrendar” unas propuestas del régimen para acomodar la continuidad de si mismo y que el mundo acepte su perpetuidad.

Tanto en 2018, fecha en que el régimen organizó unas “selecciones”, porque sería irracional llamar elecciones a un proceso en el que las propias Comisiones de Candidatura de la junta económico-militar nomina 611 candidatos para 611 sillas parlamentarias en la Asamblea Nacional de la isla, denunciadas por el Movimiento Cristiano Liberación con la demanda Un cubano, Un voto, presentada a dicha Asamblea y mas de 120 diputados entre 2016 y 2017 y por lo que fue secuestrado, juzgado y encarcelado injustamente Eduardo Cardet, Coordinador Nacional del MCL, como ahora que algunos se promueve la participación en el llamado referendo no han faltado quienes dentro y fuera de la isla festinadamente aconsejan participar en estos fraudes, el MCL estará siempre frente a todo lo que no represente devolver la soberanía popular a los cubanos, pese a la cuota de represión con que debemos afrontar nuestra postura.

Ni en 2018 ni ahora el pueblo cubano tendrá la oportunidad de decidir sobre su presente y su futuro participando del juego del régimen.

En 2018 no había manera legal de participar en las supuestas elecciones ya que las Comisiones de Candidatura impiden la postulación de candidatos independientes u opositores abiertos al comunismo para puestos parlamentarios. Solo hubiera sido posible participar de las “elecciones” a delegados en las 24,366 circunscripciones del país, una representación local sin ningún poder legislativo que se definen a mano alzada en reuniones de barrio controladas también por la policía política para las que un sector de la disidencia había promocionado su participación con 5 candidatos…

Para el referendo también algunas voces dentro y fuera de Cuba llaman a participar de ese juego controlado.

Se llama a “votar no” a la reforma constitucional como si esto dejara la opción contestataria y el voto negativo en posición de desarticular el sistema. Pero ¿que es en definitivas lo que se votaría? Simplemente las dos opciones dadas desde el poder, la continuidad inamovible de la Constitución draconiana de 1976, o la continuidad inamovible del régimen draconiano maquillado y sin que se reconozca ningún derecho al pueblo. Esto es lo que promueven quienes insisten en votar no y lo que una vez mas denuncia el Movimiento Cristiano Liberación y otras organizaciones opositoras que dejan clara su posición al no participar en la farsa continuista.

No se puede sensata y honradamente participar y legitimar la falta de derechos del pueblo secuestrados por el régimen antes o después del 24 de febrero.

Es paradójico, pues resulta que antes, en la farsa electoral de 2018, algunos amigos nos recomendaron participar y con ello darle legitimidad al proceso o como hoy promueven a quienes siguen el juego peligroso de mantener el estado de cosas que durante 60 años el pueblo cubano ha padecido.

En Estados Unidos la política del presidente Trump, después de la nefasta administración durante ocho años del partido demócrata que culminó con el reinicio de relaciones diplomáticas entre ambos países y la cancelación de una política de reconocimiento excepcional a los refugiados cubanos que se arriesgaban en precarias embarcaciones para alcanzar costas de libertad, parece a la espera. El tema cubano es un tema postergado mientras, como es lógico, centran sus esfuerzos desde Washignton en hacer la economía estadounidense grande otra vez.

La retirada de funcionarios de su embajada en la Habana solo ha hecho mas engorroso a los cubanos de la isla el poder visitar sus familiares en Estados Unidos pues ahora deben viajar a México para solicitar un visado temporal, pero la agresión que dejó dañados a los diplomáticos víctimas del ataque sónico en la Habana a quedado sin castigo.

En España, el Partido Popular se regenera pero su nuevo presidente, a quien desde Cuba Angel Carromero con monosílabos durante una rápida llamada telefónica desde el móvil del Cónsul español Alvaro Kirpatick, le confirmó que Oswaldo Paya fundador del MCL y Harold Cepero uno de sus mas importantes lideres juveniles, estaban vivos al momento de ser impactados por un automóvil de la Seguridad del Estado, no se ha comprometido públicamente en denunciar y demandar responsabilidad por el crimen al régimen cubano, ni se ha reunido ostentando la máxima dignidad del PP con los representantes del MCL hasta este momento y en la recién concluida convención de los Populares no se invitó como siempre a nadie del movimiento de Oswaldo Paya, compañeros del PP en la Internacional Democrática de Centro.

De hecho la escritora cubana Zoe Valdes ha denunciado en redes sociales que ha sido víctima de la censura en sus cuentas de facebook después que miembros del Partido Popular le denunciaran como castigo a su contrariedad porque Pablo Casado ha abierto las puertas de la reunión del Partido Popular a una cubana residente en Miami que esta haciendo campaña para que los cubanos participen en la farsa del 24 de febrero propuesta por el régimen.

Es difícil vaticinar que pasara en los próximos meses en la isla. El agotamiento del pueblo es visible. Pero la falta de solidaridad internacional es vergonzosa.

Algunos pueden argumentar que los cubanos no están en la calle como los venezolanos o nicaragüenses demandando la libertad. Yo podría responder que 60 años de tiranía han sido suficientes y suficientes los mas de 18 mil asesinatos políticos del régimen. También recordaría que en Cuba quienes disienten del régimen no cuentan con partidos reconocidos, con diputados, gobernadores o alcaldes porque el sistema es tan opresivo como para no permitirse “tolerancias”. De igual manera preguntaría, ¿qué hacen estos “consejeros” por el pueblos venezolano y nicaragüense que ya cuentan por cientos las víctimas mientras ellos, estos demócratas del mundo, continúan sus relaciones con tales regímenes? Un par de fotos e invitaciones para pasarles el brazo sobre el hombro no es mucho pero si es hipócrita e inconsecuente con los valores que supuestamente defienden.

La solidaridad está en las obras de amor tangibles no en las justificaciones para la parálisis o peor, el contubernio con las tiranías.

Por lo pronto mas de 10,000 cubanos han demandado al Consejo de Estado la libertad de Eduardo Cardet, 35,000 apoyado un verdadero referendo para que se reconozcan y garanticen en las leyes sus derechos y la mayoría postergada y no mediática de la oposición llamado a abstenerse de hacer el juego al régimen en la farsa del 24 de febrero. En esto esta nuestra esperanza y en la solidaridad de las buenas personas que en el mundo coherentemente nos acompañan, en el pueblo cubano que despierta, en los pueblos que despiertan y se han cansado de su propia apatía y miedo.

La hora del pueblo llegará.


regis2.jpg

Por Regis Iglesias, Portavoz Movimiento Cristiano Liberación
(desterrado en España)

Comment

por Regis Iglesias

Regis Iglesias Ramírez es un activista de la sociedad política y civil cubana y ex preso de conciencia. Nació en La Habana en 1969.

Se convirtió en un miembro de un grupo disidente, el Movimiento Cristiano Liberación (MCL), en 1989. El MCL fue fundado por el fallecido disidente cubano Oswaldo Payá, que murió en extrañas circunstancias en un accidente de coche en 2012. Regis Iglesias Ramírez se convirtió en el MCL el portavoz y miembro de su Consejo de Coordinación en 1996. fue nominado como candidato al Parlamento cubano en 1997, pero su candidatura, junto con los de sus colegas de la ACM, fue rechazada por las autoridades electorales del régimen.

Él es un miembro de la Ejecutiva Nacional del Comité de Ciudadanos del Proyecto Varela, una iniciativa de la sociedad civil que aboga por elecciones libres y la mejora de los derechos humanos en Cuba. El Proyecto Varela recogió firmas de ciudadanos cubanos a favor de un plebiscito, según lo permitido por la Constitución cubana. El gobierno comunista se negó a llamar al plebiscito.

En 2003, Regis Iglesias Ramírez fue uno de los 75 disidentes no violentos y activistas detenidos por el régimen cubano en lo que se conoce como la Primavera Negro. Fue condenado a 18 años de prisión por delitos contra el Estado. En 2010, fue puesto en libertad en un acuerdo mediado por la Iglesia Católica Romana y fue enviado al exilio en España, donde permanece como refugiado político.

Regis Iglesias Ramírez ha publicado varios libros de poesía y ha contribuido a varias antologías literarias. Sus artículos han aparecido en varias publicaciones en España y en otros lugares. Desde mediados de la década de 1990, que se ha asociado con la Oficina de Prensa Independiente de Cuba, la Agencia de Prensa de Nueva cubana y la Sociedad Manuel Márquez Sterling de periodistas independientes en Cuba.