"VOCES DE CUBA" Programa 27 - EL ROCK EN CUBA: DIVERSIONISMO IDEOLÓGICO


En esta emisión de "Voces de Cuba" recordamos como fue ser rockero en Cuba a través de los testimonios de OMAR PITALUGA (guitarrista del grupo "Almas Vertiginosas", MIGUEL RODRÍGUEZ (guitarrista de la agrupación "Venus", JUDIT ARVESU y BETTY "LED ZEPPELIN" (aficionadas al rock y frikis). Calificado en 1963 por el propio Fidel Castro como género de extravagantes y afeminados, como antisocial, pervertidor de los supravalores del regimen político implantado en la Isla, el rock cubano creció como una planta pequeña entre las grietas de una gran muralla. Catalogado en 1972 como "diversionismo ideológico" por el General Raúl Castro, líder de las Fuerzas Armadas de Cuba, este género fue perseguido, sus intérpretes y creadores acosados, sus fanáticos agredidos en una lucha diaria en las calles y las escuelas de la Isla. En las décadas del 60 y 70, el régimen comunista que impera en Cuba, encarceló y aplastó a la mayoría de los rockeros de aquel momento, ya sea encerrándolos en los campos de concentración conocidos por UMAP o condenándolos al ostracismo más feroz. Pero en los años 80, cuando en Europa del Este se dirimía el futuro de muchos países comunistas, y el rock era el género por excelencia de los jóvenes disidentes de Carta 77 en Checoslovaquia o se escuchaba en las reuniones de Solidaridad en Polonia, en Cuba se fortaleció el movimiento del rock que no habían podido arrancar del corazón de sus seguidores. Fue así como ocurrieron enfrentamientos entre las fuerzas de la policía política y los rockeros cubanos en una batalla por la libre expresión extendida a las calles. El "diversionismo ideológico" fue un término sofisticado para enmascarar la intolerancia. En una sociedad donde no existe el espacio para disentir, opinar o criticar, donde los problemas del país no se pueden dirimir en la palestra pública, el rock pasó a ser una expresión natural de la rebeldía y el desencanto, de la tristeza y el desamparo de la juventud cubana de cinco décadas. Esta es la historia de un grito apagado, de uno y mil intentos por decir una verdad, por buscar una palabra que lo contiene todo, incluso la esencia del rock: LIBERTAD.


EXTRAS

GALERÍA DE IMÁGENES DEL RODAJE